Enlaces para accesibilidad

EE.UU. honra memoria de militares caídos

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama coloca una ofrenda floral frente a la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio de Arlington.

El presidente Barack Obama coloca una ofrenda floral frente a la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio de Arlington.

El presidente de EE.UU. colocó una ofrenda frente a la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementenerio Nacional de Arlington y luego dio un discurso en honor de los caídos en las guerras de Estados Unidos.

El presidente Barack Obama visitó este lunes la Tumba del Soldado Desconocido, en el Cementerio Nacional de Arlington, donde depositó una ofrenda floral y honró a los caídos en combate, antes de dar un discurso en que recordó a la nación que la guerra en Afganistán sigue y que continúan los sacrificios.

"Aun cuando damos la vuelta a una hoja de conflicto, aún mientras vemos hacia el futuro no olvidemos que nuestra nación sigue en guerra", dijo Obama.

"Mientras vivimos nuestra vida debemos recordar que hay gente que todavía esta sirviendo... Y ser dignos del sacrificio que hacen en nuestro nombre", agregó, recordando que todavia hay 60.000 soldados estacionados en Afganistán.

Por su parte, la Primera Dama, Michelle Obama, fue anfitriona de un desayuno en la Casa Blanca para las familias “Estrella de Oro”, los parientes de los soldados que han muerto en combate, mientras en el Museo de la Aviación Americana en Long Island, Nueva York, se honraría a las mujeres piloto que se ocupaban de probar aviones durante la II Guerra Mundial.

Y en una de las ceremonias más vistosas y ensordecedoras del fin de semana, unos 200.000 motociclistas se tomaron las calles en los alrededores de la Alameda Nacional de Washington para desfilar en honor a esos caídos.

A propósito de la conmemoración el presidente Obama pidió honrar la memoria de los militares que ofrendaron sus vidas por el país.

En su mensaje semanal de los sábados, dedicado esta vez a la ocasión, Obama puso de relieve que de forma usual los militares estadounidenses arriesgan sus vidas sin buscar nada a cambio, ninguna recompensa especial.

“No prestan servicio por nuestra admiración o incluso por nuestra gratitud—dijo—. Arriesgan sus vidas y muchos las dan, por algo más grande que ellos mismos y que nosotros, los ideales de libertad y justicia que han hecho de EE.UU. un faro de esperanza para el mundo”.

El feriado por el Memorial Day debe ser una oportunidad para apreciar el sacrificio que ellos hacen por nosotros, dijo el presidente.

La fecha también marca el tradicional comienzo de la época de vacaciones de verano, en el que millones de estadounidenses —31,2 millones según las expectativas—toman las carreteras del país.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG