Enlaces para accesibilidad

Obama autoriza ayuda a N.York y N.Jersey

  • Voz de América - Redacción

Un hombre vende linternas en Nueva York. Aún son miles los que no tienen fluido eléctrico.

Un hombre vende linternas en Nueva York. Aún son miles los que no tienen fluido eléctrico.

Un hombre vende linternas en las calles de Nueva York. Son miles los que aún no tienen fluido eléctrico en la costa este de EE.UU.

El presidente Barack Obama firmó sendas declaraciones de zonas de desastre para Nueva York y Nueva Jersey que autorizan la entrega directa en esos dos estados de ayuda federal a las víctimas del huracán Sandy.

La asistencia sería hecha llegar a través de la denominada agencia nacional para hacer frente a las situaciones de emergencia (FEMA, por sus siglas en inglés).

Según el director de FEMA, Craig Fugate, la agencia está tratando de evaluar en estos momentos qué cantidad y qué tipo de ayuda necesita cada estado y de forma particular los respectivos condados afectados por el huracán.

Para la noche del lunes, unos 6 mil 700 efectivos de la Guardia Nacional ya habían sido movilizados para asistir a los gobernadores de siete estados azotados por el huracán, y otros 61 mil estaban en alerta para en caso de que fuesen necesarios.

En anticipación a la llegada de Sandy FEMA almacenó más de 400 mil litros de agua y más de 390 mil raciones de comida, así como miles de abrigos en la base naval de Lakehurst, en Nueva Jersey, y ordenó más suministros en previsión de que fuesen necesarios.

Está previsto que cuando ocurra una situación de desastre de tal magnitud el gobierno federal preste asistencia a las víctimas para que se recuperen de sus daños y pérdidas, lo que usualmente debe estar precedido por la declaración del estado de emergencia de parte de las autoridades locales correspondientes.

Según la ley federal, en este caso la denominada Stafford Act, que es una versión enmendada de 1988 de la legislación de Auxilio para Desastres (1974), una comunidad que solicite ayuda federal debe probar que ha sido abrumada, entiéndase excedida en recursos y posibilidades, por el suceso o fenómeno natural en cuestión.

La ayuda puede ser suministrada bien de forma individual o pública, y también mediante préstamos a negocios y subvenciones a FEMA.

Esta asistencia puede incluir dinero para reparaciones temporales de viviendas y préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas en propiedades no aseguradas. En algunos casos se adiciona la ayuda a dueños de negocios.

De forma adicional, FEMA se encarga de dar curso a las solicitudes de los gobiernos estatales y locales (condados y ciudades) para ayudarlos a cubrir los costos de limpieza, como la remoción de escombros y destrozos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG