Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: 18 niños muertos por influenza

  • Voz de América - Redacción

Algunos médicos creen que la cepa de la influenza de esta temporada podría ser del tipo A, una de las más severas.

Algunos médicos creen que la cepa de la influenza de esta temporada podría ser del tipo A, una de las más severas.

Epidemia se expande a 41 estados y los hospitales están inundados con más de 2.000 pacientes con síntomas de la enfermedad.

Por lo menos 18 niños han fallecido y 2.257 personas se encuentran hospitalizadas como consecuencia de los brotes de gripe o influenza que cada invierno afecta
a Estados Unidos y que esta temporada amenaza ser la más severa por los altos niveles de contagio, según ha informado el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

De acuerdo con la información, la enfermedad se ha propagado en 41 estados del país y el número de víctimas va rápidamente en ascenso, especialmente en 29 de ellos, incluidos Nueva York, Chicago y Nueva Jersey.

El Departamento de Salud Pública de Illinois ha reportado hasta el momento al menos cinco muertes de personas mayores de 50 años a consecuencia de la influenza.

Los médicos creen que el número creciente de contagios de forma temprana esta temporada puede deberse a una combinación de factores, que van desde que la gente no se haya inmunizado contra la gripe hasta la posibilidad de que las vacunas no sean esta vez tan efectivas como lo esperado.

Los CDC dijeron que la cepa de la influenza que se está propagando este invierno parece ser del tipo A o H3N2, que son causantes del 76 por ciento de los virus reportados. Por lo general las temporadas en las que está presente el tipo A son más severas.

Ese fue el caso del invierno 2003-2004, cuando las vacunas contra la enfermedad no resultaron ser suficientemente efectivas y hubo más de 40 mil muertes relacionadas con la influenza, según dijo a la cadena FOX el médico Marc Siegel.

Una de las ciudades que está siendo más afectadas por el brote es Chicago, donde los 11 hospitales del área de la ciudad están saturados de enfermos y ya no tienen capacidad para dar cabida a más pacientes.

Según Mary Anderson, una ejecutiva del hospital Edward, en Chicago, el centro normalmente ve a unos 200 enfermos de gripe por temporada, pero este año ya atendió más de 260 casos confirmados hasta la semana pasada.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG