Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: religión repunta en campaña electoral

  • Voz de América - Redacción

Pat Robertson fue con Mitt Romney a un mitin electoral en Virginia Beach el sábado.

Pat Robertson fue con Mitt Romney a un mitin electoral en Virginia Beach el sábado.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, inflama la polémica sobre religión y política tras aparecer haciendo campaña junto al tele-evangelista ultraconservador Pat Robertson.

La religión ha irrumpido de lleno en la campaña electoral en Estados Unidos después de que en la pasada Convención Demócrata una mención a Dios fue eliminada de la plataforma del partido y vuelta a añadir y el fin de semana último el candidato presidencial republicano Mitt Romney encendió otra vez la mecha de la polémica.

Romney apareció el sábado último junto al tele-evangelista Pat Robertson en el estado de Virginia e inflamó el descontento que algunos cristianos muestran por el presidente Barack Obama, al que critican por su apoyo al aborto y a los matrimonios de parejas del mismo sexo, y el malestar exteriorizado por líderes católicos debido al respaldo que da su ley de salud a coberturas anticonceptivas.

El ultraconservador Robertson, que conduce un programa de televisión llamado "The 700 Club", es conocido por sus posiciones extremas y declaraciones controversiales en materia de religión y política como la que hizo en 2010 después del devastador terremoto en Haití cuando dijo que ese país fue maldecido por haber hecho un pacto con el demonio.

"Yo no sacaré a Dios de... nuestra plataforma. Yo no sacaré a Dios de mi corazón. Somos una nación que fue obsequiada por Dios", dijo Romney a menos de dos meses de las elecciones, y señaló que EE.UU. necesita a un presidente que “se comprometa con la nación bajo un Dios” del que “hemos recibido nuestros derechos”.

Aunque al candidato republicano le interesa sobremanera a estas alturas de la campaña asegurarse el respaldo de los disputados votantes independientes también sigue tratando de granjearse simpatías dentro de la base más conservadora de su partido.

El equipo de campaña de Obama no hizo esperar su respuesta y su portavoz Lis Smith acusó a Romney de llevar a cabo "ataques extremistas y no veraces contra el presidente y de asociarse con alguna de las voces más estridentes y divisivas del Partido Republicano".

"Esta no es una receta para hacer a EE.UU más fuerte, sino para la división y para llevarnos hacia atrás", dijo Smith.
XS
SM
MD
LG