Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: electores castigan al Tea Party

  • Voz de América - Redacción

El gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, ganó ampliamente la reelección.

El gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, ganó ampliamente la reelección.

Polìticos moderados se imponen en comicios estatales y locales y marcan la tónica de lo que podría ocurrir en las elecciones legislativas del año próximo y las generales del 2016.

Votación para alcaldes

El martes también hubo elecciones en alrededor de 300 ciudades del país para elegir alcaldes, entre ellas Nueva York, Boston, Detroit y Miami.

En la Gran Manzana, Bill De Blassio es el primer alcalde demócrata electo en la ciudad en casi dos décadas, luego de tres mandatos consecutivos de Michael Bloomberg (2002-2013) y dos de Rudolph Giuliani (1994-2001).

Tras vencer con el 55 por ciento de los votos, Mike Duggan asumirá en enero próximo el gobierno local en Detroit como primer alcalde blanco en casi cuatro décadas en una ciudad mayoritariamente de población negra.

Mientras tanto, en Miami, el alcalde cubanoamericano Tomás Regalado retuvo el cargo fácilmente en unos comicios en los que primó una baja concurrencia a las urnas.
Los resultados de las elecciones estatales y locales efectuadas la víspera en EE.UU. podrían tener repercusiones en los comicios legislativos de noviembre del año próximo y a más largo plazo en las presidenciales del 2016.

El triunfo más significativo es quizás el del gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, quien se impuso con el 60 por ciento de los votos a su rival demócrata Barbara Buono (38 por ciento) y de paso se consolidó políticamente como potencial candidato a la Casa Blanca.

Christie, de 51 años y a quien el Tea Party, el sector más a la derecha de su partido, considera un moderado obtuvo la reelección en un estado tradicionalmente demócrata con el 55 por ciento del voto femenino y 45 por ciento del hispano, segmentos de la población que en los últimos años se distanciaron de los republicanos.

Medios de prensa estadounidenses han destacado la victoria de Christie, la del demócrata Bill de Blasio en la alcaldía de Nueva York, y la pérdida para los republicanos de Virginia, un estado considerado un feudo suyo, y la han interpretado como un voto de castigo y un revés para el Tea Party.

El demócrata Terry McAuliffe se llevó el triunfo en Virginia con el 48 por ciento de los votos frente al republicano Ken Cucinelli (45 por ciento), un favorito del Tea Party, aunque ya se anticipa que ese estrecho margen en las urnas será aprovechado por el ala ultraconservadora republicana para seguir dando guerra.

Por lo pronto, legisladores republicanos han prometido seguir haciendo de la derogación de ley de salud, el Obamacare, centro de sus campañas electorales en busca de ganar la mayoría en el Senado en las elecciones de medio término del año entrante, para lo que necesitan conquistar seis escaños.

Algunos republicanos culpan al Tea Party de la pérdida de electores principalmente en Virginia después de que se atribuye a legisladores vinculados a ese movimiento haber instigado el cierre que el mes pasado mantuvo semiparalizado al gobierno 16 días.
XS
SM
MD
LG