Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: el desempleo no cede

  • Voz de América - Redacción

Un desempleado busca trabajo en una feria de empleo en Portland, Oregón.

Un desempleado busca trabajo en una feria de empleo en Portland, Oregón.

Las perspectivas de crecimiento económico se tambalean debido a que el mercado de trabajo no acaba de despegar.

Las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos no sufrieron cambios la semana pasada, aunque algunos analistas esperaban que se redujeran.

El Departamento del Trabajo informó el jueves que los reclamos por desempleo se mantuvieron estancados en 370.000, al mismo nivel que la semana anterior.

Aunque desde abril último las solicitudes de ayuda por desempleo han retrocedido algo, el promedio que compila cuatro semanas --un índice que suele ser menos volátil-- apenas cambió, de 380.000 a 375.000.

Usualmente, cuando los reclamos por desempleo llegan a ser inferiores a los 375.000 ello constituye un indicio de que el mercado laboral podría estar empezando a recuperarse.

Algunos economistas se consuelan diciendo que aunque no hubo avances los resultados de la última semana no fueron tan malos.

Sin embargo, otros apuntan en dirección contraria y señalan que el hecho de que la tasa de paro haya bajado de 9,1por ciento a 8,1 por ciento desde agosto pasado no necesariamente hay que verlo como una buena señal.

Según ellos, la reducción puede ser resultado de que muchas personas dejaron de buscar trabajo ante el desolador panorama laboral, y ya no figuran en las estadísticas puesto que el gobierno sólo considera desempleados a los que siguen buscando trabajo.

Los más optimistas piensan que podría haber un repunte del mercado laboral aunque de manera más moderada que el registrado a principios de año, cuando entre diciembre y febrero se crearon como promedio 252.000 nuevos empleos.

Otros en cambio, esperan que a lo sumo esa cantidad de empleos baje ahora a un promedio que podría fluctuar entre 150.000 y 200.000.
XS
SM
MD
LG