Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: empresas inflan salarios de ejecutivos

  • Voz de América - Redacción

Uno de los mencionados en el estudio es el ejecutivo principal de Citigroup, Vikram Pandit.

Uno de los mencionados en el estudio es el ejecutivo principal de Citigroup, Vikram Pandit.

Según un estudio, 26 grandes compañías el año pasado pagaron más en salarios a sus ejecutivos que en impuestos al gobierno.

Un grupo de grandes empresas estadounidenses, entre ellas AT&T, Boeing y Citigroup, pagaron más el año pasado en salarios a sus altos ejecutivos que lo que aportaron al fisco por concepto de impuestos, según un estudio del Instituto de Estudios Políticos.

El estudio dice que 26 grandes firmas pagaron a sus principales directores como promedio $20,4 millones de dólares, y aunque reportaron cuantiosas ganancias pagaron poco o nada en impuestos federales.

Las empresas aludidas, que en promedio generaron una utilidad neta superior a los $1.000 millones de dólares en EE.UU., alegan haberse beneficiado sólo de deducciones y créditos fiscales y sostienen que el estudio es engañoso.

El Instituto de Estudios Políticos cuestionó las deducciones tributarias ilimitadas de que gozaron tales compañías para el pago a sus directores en base a “su desempeño”, y dijo que sólo por eso cinco de ellas dedujeron $232 millones de dólares en 2011.

El estudio puso de relieve que en momentos en que el país encara un déficit fiscal de billones de dólares, las deducciones y créditos impositivos permiten a las grandes compañías derrochar dinero pagándoles a sus ejecutivos para reducir sus facturas de impuestos.

Entre los mencionados en el estudio está el ejecutivo principal de Boeing, James McNerney, cuyo salario el año pasado habría llegado a $18,4 millones de dólares, mientras que la firma recibió un reembolso de impuestos por valor de $605 millones de dólares.

También el ejecutivo principal de Citigroup, Vikram Pandit, quien habría recibido $14,9 millones de dólares, en tanto que el banco obtuvo exenciones fiscales netas de $144 millones de dólares.

El estudio sostiene que el actual código fiscal que se aplica a las corporaciones en EE.UU. “se ha convertido en un poderoso facilitador de pagos inflados” a los ejecutivos principales de las compañías.
XS
SM
MD
LG