Enlaces para accesibilidad

Relator pide revelar pesquisa sobre la CIA

  • Voz de América - Redacción

En 2011 un comité del Senado investigó el programa de la CIA de detenciones e interrogatorios de presuntos terroristas.

En 2011 un comité del Senado investigó el programa de la CIA de detenciones e interrogatorios de presuntos terroristas.

El investigador de la ONU Ben Emmerson dice que EE.UU. debe hacer público informe sobre presuntos abusos de la CIA en la guerra antiterrorista durante el gobierno de George W.Bush.

Los resultados de una investigación sobre presuntos abusos cometidos por la CIA en su guerra antiterrorista durante el gobierno del presidente George W.Bush siguen siendo desconocidos por el público y ese informe debe ser sacado a la luz, según un relator especial de Naciones Unidas.

Por encomienda del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Ben Emmerson, un abogado británico, investiga desde el 2011 violaciones de derechos humanos durante las detenciones secretas de terroristas a nivel mundial.

Según Emmerson, que el martes comparecerá ante el Consejo, el actual presidente de EE.UU., Barack Obama, ha repudiado las prácticas de la CIA llevadas a cabo bajo el gobierno de su predecesor, pero no ha habido ningún acusado como consecuencia de tales hechos.

“A pesar del claro rechazo a acciones ilegales llevadas a cabo por la CIA durante la era de (George W.) Bush, muchos de esos hechos siguen siendo todavía información clasificada, y ningún funcionario ha sido hasta ahora llevado ante la justicia en EE.UU.”, dijo Emmerson.

El Comité de Inteligencia del Senado investigó el programa de detenciones e interrogatorios de presuntos terroristas, incluido el llamado waterboarding (método del submarino), utilizado para extraer información a presuntos terroristas y que muchos consideran una forma de tortura.

El actual Fiscal General de EE.UU. Eric Holder, ha dicho que no sería acusado ningún funcionario que haya actuado de buena fe y dentro de los límites legales concebidos para los interrogatorios.

Pero Emmerson considera que recurrir a “órdenes superiores de defensa” e invocar la confidencialidad alegando razones de seguridad nacional es “perpetuar la impunidad” de los funcionarios que hayan estado implicados en esos hechos.

El relator instó al gobierno de EE.UU. a que haga público sin dilación la mayor parte posible del informe del Senado, concluido en diciembre de 2011, con excepción de la información que deba permanecer estrictamente reservada por razones de seguridad nacional o de personas.
XS
SM
MD
LG