Enlaces para accesibilidad

Globo: NSA espió a Google y Petrobras

  • Voz de América - Redacción

El periodista Glenn Greenwald fue el primero en reportar que Snowden había difundido secretos de la NSA.

El periodista Glenn Greenwald fue el primero en reportar que Snowden había difundido secretos de la NSA.

El canal Globo dice que además de las redes privadas de Google y de la petrolera brasileña, EE.UU. vigiló a una firma que opera la mayor parte de las transferencias bancarias mundiales.

La Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) espió las redes privadas de Google, de una firma que opera la mayor parte de las transferencias bancarias del mundo y de la empresa estatal de Brasil Petrobras, según el canal de tv brasileño Globo.

El canal puso de relieve que las transferencias internacionales operadas por la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales, en Bélgica, más conocida por sus siglas SWIFT (de Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication), se tenían hasta hora por seguras.

Globo dijo haber contado para su reporte, que no da detalles, con la colaboración del periodista estadounidense Glenn Greenwald, quien obtuvo miles de documentos filtrados por el ex analista Edward Snowden y fue el primero en difundir datos sobre el programa secreto de la NSA para recolectar datos de Internet y de teléfonos.

La información se da a conocer después de que el periodista y Globo revelaron que de acuerdo con documentos de la NSA filtrados por Snowden, EE.UU. había espiado a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y al mandatario mexicano Enrique Peña Nieto cuando era candidato.

El reporte coincide con la publicación de un artículo en el diario The Washington Post según el cual el gobierno estadounidense consiguió en secreto hace dos años autorización de un tribunal para que la NSA vigilara las comunicaciones de los estadounidenses.

De acuerdo con el Post, el tribunal levantó una prohibición para llevar a cabo ese tipo de investigaciones impuesta en 2008 a pedido del propio gobierno, y además extendió de 5 a 6 años el tiempo en que la NSA pueden almacenar las comunicaciones interceptadas.

El periódico mencionó al juez federal John D. Bates, según quien la decisión del tribunal permitió a la NSA "escudriñar la vasta mayoría" de sus bancos de comunicaciones usando correos electrónicos y números telefónicos sin que mediara una orden.
XS
SM
MD
LG