Enlaces para accesibilidad

Suu Kyi: reformas en Myanmar son genuinas

  • Voz de América - Redacción

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi dice a la Voz de América que las intenciones reformistas del presidente de su país son auténticas.

La líder de la oposición birmana, Aung San Suu Kyi, dijo este martes a la Voz de América que el gobierno civil en su país es muy cercano a las fuerzas armadas porque muchos de sus miembros son militares retirados, pero afirmó creer que “el deseo de reformas del presidente Thein Sein es muy genuino”.

Entrevistada durante una visita que hizo este martes a sede de la Voz de América en Washington, Suu Kyi señaló estar “muy agradecida de Estados Unidos por lo que ha hecho para ayudar a las fuerzas de la democracia” en su país.

Sobre las sanciones económicas que fueron aplicadas al régimen militar birmano, transformado luego en gobierno civil, indicó que el impacto político que han tenido “ha sido muy grande” y además “nos ha ayudado en nuestra lucha por la democracia”.

Suu Kyi señaló que “todavía queda mucho por hacer” y lo necesario ahora es saber qué hay que hacer primero “para mantener el proceso de democratización según lo planeado. Las reformas hay que adoptarlas una por una (…) no sólo la velocidad es importante, la continuidad también lo es”, dijo.

La Nobel de la Paz apuntó que no se puede afirmar que los cambios ocurridos hasta ahora en el país sean irreversibles “hasta que el ejército esté totalmente comprometido”, porque bajo la actual Constitución los militares pueden hacerse cargo de todo el gobierno si lo creen necesario. Pero tampoco creo –puntualizó-- que debemos temer mucho esto”.

A pesar de que los militares son parte de la legislatura y forman el 25 por ciento, recalcó que están trabajando de cerca con el poder ejecutivo y que fue el presidente Sein quien inició las reformas. “De lo que carecemos en Birmania es de un poder judicial independiente y efectivo”, dijo.

Este martes, Suu Kyi se entrevistó en Washington con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y tras la reunión indicó que ella no ve la necesidad de “aferrarse a sanciones” innecesarias contra el gobierno birmano, una clara señal de que respalda que EE.UU. las flexibilice aún más.

No osbtante, señaló que Myanmar no tendrá una genuina democracia hasta que todos los prisioneros políticos sean puestos en libertad.

Refiriéndose a la nueva amnistía decretada la víspera por las autoridades birmanas, dijo que fueron excarcelados 90 presos políticos, pero que de acuerdo con la información de que dispone su partido, la Liga Nacional por la Democracia, más de 200 todavía siguen prisioneros.

Tras serle levantado el arresto domiciliario a fines de 2010 y ser electa diputada en los comicios legislativos del 1ro. de abril pasado, Suu Kyi pudo viajar al extranjero y en los últimos cuatro meses visitó Tailandia y Europa, donde fue recibida con honores reservados a los jefes de Estado.

Uno de los momentos cumbres de su gira de 17 días por Estados Unidos tendrá lugar mañana miércoles, cuando le sea impuesta la más alta distinción que concede el Congreso en Washington y que le fue otorgada en ausencia en 2008, mientras estaba detenida. Suu Kyi también será recibida en la Casa Blanca.
XS
SM
MD
LG