Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: recortes afectan a los pobres

  • Voz de América - Redacción

La familia de Jennifer Donald, en Filadelfia, es una de las que recibe dinero del gobierno en forma de bonos de comida.

La familia de Jennifer Donald, en Filadelfia, es una de las que recibe dinero del gobierno en forma de bonos de comida.

Millones de estadounidenses que reciben bonos para adquirir comida gratuita subvencionada por el gobierno verán reducidos sus beneficios a partir de este mes.

Más de 47 millones de estadounidenses que reciben subsidios para comprar alimentos verán reducidos sus beneficios a partir de este viernes.

Con la llegada de noviembre, las familias más necesitadas, que en 2009 se hicieron acreedoras de un beneficio temporal habida cuenta de la crisis económica en el país, recibirán $36 dólares mensuales menos en bonos de comida (para una familia de cuatro).

Debido a que tales subvenciones se han encarecido más del doble desde entonces y en la actualidad cuestan casi $80 mil millones de dólares al erario público, la Cámara de Representantes decidió reducirlas como parte de su política de que el gobierno recorte gastos.

Aun están en curso negociaciones en el Senado y la Cámara de Representantes sobre sendos proyectos de Ley Agraria, que incluyen reducciones en el dinero que se destina a los bonos de comida dentro del llamado Programa de Asistencia Suplementaria a la Nutrición, del que se benefician uno de cada siete estadounidenses.

Los legisladores no se ha puesto aún de acuerdo en las cifras, y mientras la Cámara de Representantes controlada por los republicanos propone restar a los bonos de comida otros $4 mil millones de dólares anuales, el Senado es partidario de reducir una décima parte de esa cantidad. Los demócratas y el presidente Barack Obama se oponen a recortes mayores.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG