Enlaces para accesibilidad

Arrestan a sospechosa en Yemen


Uno de los paquetes tenía el explosivo escondido en el cartucho de tinta de una impresora.

Uno de los paquetes tenía el explosivo escondido en el cartucho de tinta de una impresora.

Las autoridades de Yemen arrestaron en Saná, la capital del país, a una mujer sospechosa de estar involucrada en el envío por correo de paquetes explosivos con destino a Estados Unidos.

Se trata del primer arresto en conexión con los dos paquetes con bombas localizados a bordo de aviones de carga, uno en el aeropuerto británico de East Midlands, y el otro en Dubai, Emiratos Arabes Unidos. El destino de las bombas eran dos sinagogas en la ciudad estadounidense de Chicago.

La sospechosa, presuntamente una joven estudiante de medicina, fue detenida después de que fuerzas de seguridad rodearon su casa.

El abogado de la joven dijo que la madre también fue arrestada aunque no figura como sospechosa.

El presidente yemení, Ali Abdullah Saleh, dijo que la información sobre la mujer había sido facilitada por los servicios de inteligencia estadounidenses.

Al parecer se le identificó gracias a la tarjeta “sim” de un teléfono móvil hallado en el artefacto explosivo interceptado en el Reino Unido.

Las autoridades yemeníes informaron además que intentaban dar con el paradero de otros sospechos implicados en el caso y vinculados con al Qaeda.

Coincidiendo con el arresto, las autoridades británicas dijeron que el paquete interceptado en East Midlands y que tenía el explosivo escondido en el cartucho de tinta de una impresora, podría haber diseñado para que estallara en pleno vuelo.

Se cree que detrás de los paquetes-bomba está la célula de al Qaeda en Yemen responsabilizada con el fallido intento de hacer volar con explosivos en la Navidad del año pasado un avión que aterrizó en Detroit.

El mandatario de Yemen dijo que su gobierno está decidido a seguir luchando contra el terrorismo y la red Al Qaeda, pero por sus propios medios sin injerencias en los asuntos internos del país.

El presidente Barack Obama llamó al primer ministro británico, David Cameron, y al Rey Abdulá de Arabia Saudita para agredecerles su ayuda para impedir que se consumaran los atentados.

La Casa Blanca dijo que Obama expresó agradecimiento por el profesionalismo de los servicios estadounidenses y británicos involucrados en el esfuerzo conjunto para detener el complot.

En su conversación con el rey Abdulá, Obama "expresó su gran aprecio por el papel fundamental jugado por los agentes del contrarerrorismo saudí para impedir este intento de ataque", señaló la Casa Blanca.

XS
SM
MD
LG