Enlaces para accesibilidad

Alarma entre soñadores porque Trump tendrá sus datos

  • Voz de América - Redacción

Jóvenes de Arizona piden el fin de las deportaciones en una protesta frente a la sede de ICE, la agencia policial que hace cumplir las leyes de inmigración de aduanas en Estados Unidos. Foto referencial AP Feb. 2014.

Jóvenes de Arizona piden el fin de las deportaciones en una protesta frente a la sede de ICE, la agencia policial que hace cumplir las leyes de inmigración de aduanas en Estados Unidos. Foto referencial AP Feb. 2014.

El presidente electo Donald Trump ha prometido cancelar de inmediato el programa que dejó en suspenso la deportación de estos jóvenes.

Centenares de miles de jóvenes que viven en Estados Unidos sin permiso dieron la cara luego de que el gobierno de Barack Obama prometiera que les protegería de la deportación y se les permitiría trabajar.

Es probable que algunos lamenten ahora esa decisión.

El presidente electo Donald Trump ha prometido cancelar de inmediato el programa que dejó en suspenso la deportación de estos jóvenes.

De cumplir su palabra, no está claro si tomaría medidas contra más de 741.000 jóvenes que se acogieron a esa iniciativa. Sin embargo, si decide perseguirlos, el gobierno tiene ahora sus direcciones, fotografías y huellas dactilares.

Nancy Villas, de 20 años, fue una de las primeras que se acogió al programa Deferred Action for Childhood Arrivals, conocido por sus siglas en inglés DACA, en el verano de 2012, haciendo cola durante horas en un centro de inscripción en Chicago.

Desde entonces ha trabajado a tiempo parcial en una escuela infantil para pagar la universidad. Ahora le preocupa que la obliguen a regresar a México, un país que abandonó a los nueve años.

"Sabía que sería la única forma de tener mejores oportunidades", dijo Villas. "Yo corrí el riesgo sin pensar que alguien quisiera quitarlo".

Trump hizo de la lucha contra la inmigración irregular la base de su campaña, prometiendo construir un enorme muro a lo largo de la frontera con México y deportar a millones de personas que viven en el país sin permiso de residencia.

Una vez asuma el cargo, Trump puede rescindir casi de inmediato esa protección y, con ella, probablemente dejar sin validez los permisos de trabajo que la acompañan.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG