Enlaces para accesibilidad

Juzgan al sospechoso terrorista


Un día antes de su comparecencia, se provocó un incendio en la mezquita a la que Osman Mohaud había asistido.

Un día antes de su comparecencia, se provocó un incendio en la mezquita a la que Osman Mohaud había asistido.

Mohamed Osman Mohaud, el adolescente somalí acusado de complot terrorista, comparece ante una corte.

El adolescente somalí con nacionalidad estadounidense sospechoso del complot terrorista comparecerá ante una corte federal por tratar de hacer estallar un coche bomba en la ciudad de Portland, en el estado de Oregon.

Los fiscales dicen que Mohamed Osman Mohaud intentó hacer estallar una camioneta, que se le hizo creer que estaba llena de explosivos, en una ceremonia de iluminación del árbol de Navidad de esa ciudad.

Las autoridades dicen que policías encubiertos, quienes llevaban enterados de su presunto complot hacía un año, le habían proporcionado explosivos falsos.

Un día antes de su comparecencia, se provocó un incendio en la mezquita a la que Osman Mohaud había asistido. La unidad de bomberos cree que el incendio fue intencional, pero todavía se desconoce quién inició el fuego.

Las patrullas de la policía han reforzado la seguridad en los lugares próximos a las mezquitas para evitar nuevos ataques.

FBI frustra el atentado

Mohamed Osman Mohamud, de 19 años, fue arrestado cuando hacía una llamada telefónica que presuntamente debía activar los explosivos. Pero el público que asistía el evento nunca corrió peligro real, puesto que la bomba se la había dado un agente encubierto del FBI.

Mohamud gritó "Allahu Akhbar" (Dios es grande, en árabe) y luego intentó patear a los agentes mientras lo detenían, según dijeron las autoridades.

"La amenaza fue muy real", dijo Arthur Balizan, agente especial a cargo del FBI en Oregón. "Nuestra investigación muestra que Mohamud estaba totalmente comprometido a realizar un ataque a escala muy grande", añadió.

El FBI informó que el arresto fue la culminación de una prolongada operación encubierta, durante la cual Mohamud fue estrechamente vigilado mientras preparaba el atentado.

Todo comenzó en junio, cuando el FBI se enteró de que Mohamud, naturalizado estadounidense y estudiante de la Universidad Estatal de Oregón, había estado en contacto con un "colaborador no procesado" en la región noroeste de Pakistán, con quien se comunicó de forma regular por correo electrónico a partir de agosto de 2009.

Fue entonces cuando un agente se hizo pasar por un contacto del "colaborador", y se reunió con Mohamud. Según la fiscalía, el joven habló de una "yihad violenta", y dijo que quería detonar explosivos en la ceremonia de encendido del árbol de Navidad en una plaza del centro de Portland.

La furgoneta bomba con que presuntamente se iba a cometer el atentado llevaba seis tanques metálicos de 55 galones con cables detonadores y tapas de plástico, pero ninguno estaba activado, según atestigua el sumario de la causa judicial.

Mohamud y un agente encubierto manejaron hasta el centro de la ciudad y ambos salieron de la furgoneta, caminaron hasta reunirse con otro agente encubierto, quien los llevó en otro vehículo hasta la estación de trenes de Portland. Allí, le dieron un celular al joven, quien pensó que con éste haría detonar los explosivos.

Las autoridades lo acusan ahora de intento de uso de un arma de destrucción masiva.

XS
SM
MD
LG