Enlaces para accesibilidad

Senador no aspira a la Casa Blanca

  • Voz de América - Redacción

Marco Rubio dijo que por el momento le encanta ser senador y no quiere ser vicepresidente.

Marco Rubio dijo que por el momento le encanta ser senador y no quiere ser vicepresidente.

El joven legislador Marco Rubio descarta que vaya a ser el candidato republicano a la vicepresidencia en el 2012.

El joven senador cubano-americano Marco Rubio, considerado una estrella naciente dentro de las filas republicanas en EE.UU., descartó la posibilidad figurar en la boleta de su partido en las elecciones presidenciales de noviembre de 2012.

Rubio, de 40 años, habló a una audiencia de más de mil personas en la Fundación Ronald Reagan, en Simi Valley, California, adonde fue invitado por la ex primera dama Nancy Reagan, de 90 años, y quien al entrar al recinto del brazo del senador se cayó sin sufrir mayores consecuencias.

En respuesta a los rumores que habían estado circulando de que Rubio podría ser un posible candidato de los republicanos a la vicepresidencia del país, el propio senador entre risas señaló que no le interesaba el puesto.

“Me encanta ser senador en este momento, y no seré candidato a la vicepresidencia”, dijo el legislador electo en los comicios de 2010 con respaldo del movimiento conservador Tea Party.

De padres cubanos y nacido en Miami, Rubio exaltó la época en que Reagan fue presidente de la nación, cuando "no importaba quién eras, quiénes eran tus padres, si tenías una idea buena, podías ser alguien", dijo.

Poniendo como ejemplo su caso personal, como hijo de un camarero y una empleada de tienda, el legislador dijo que "los hispanos (en EE.UU.) quieren desesperadamente darle a sus hijos las posibilidades que ellos no tuvieron".

Rubio, un crítico tanto de algunas políticas de su partido como de las de los demócratas, señaló que "el sistema de libre empresa no deja a la gente atrás” sino que “la gente es pobre y se queda atrás porque no tiene acceso al sistema de la libre empresa".

El senador abogó por una rebaja de impuestos y por menos regulaciones, y subrayó que cuando el gobierno gasta más dinero del que tiene se sufren los problemas a los que ahora está expuesto EE.UU.

“Lo que tenemos ahora no es sostenible (…) Tenemos que cambiar (y ser) una nación donde puedan convivir la prosperidad y la compasión”, dijo.

XS
SM
MD
LG