Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: nueva regla para bacteria

  • Voz de América - Redacción

Durante 17 años la carne se ha probado por el patógeno más común de la E.coli, el O157:H7.

Durante 17 años la carne se ha probado por el patógeno más común de la E.coli, el O157:H7.

La industria de la carne en EE.UU. tendrá que empezar a analizar sus productos para identificar otras variedades de la bacteria E.coli.

Estados Unidos anunció que ampliará las pruebas para identificar la bacteria E.coli en la carne y así evitar una mayor cantidad de enfermedades trasmitidas por los alimentos.

El Centro de Control de Enfermedades y Prevención de EE.UU indicó que la carne que se vende en el país empezará a pasar pruebas para detectar seis cepas adicionales de E.coli. Durante los últimos 17 años se buscaba el patógeno más común de esta bacteria, el O157:H7, pero según la agencia últimamente se han encontrado otras variaciones de esta especie.

Aunque el Departamento de Agricultura no ha publicado un comunicado, se espera que el anuncio oficial se haga en cualquier momento.

Los representantes de la industria de la carne indicaron que los resultados de las nuevas medidas no valen el gasto.

“El Departamento de Agricultura gastará millones de dólares es estas pruebas, en vez de invertir este dinero en estrategias preventivas que son mucho más efectivas en cuanto a seguridad alimentaria”, declaró James H. Hodges, vicepresidente ejecutivo del Instituto de Carne Estadounidense.

La E.coli, o Escherichia coli, es una bacteria con cientos de cepas que no afectan al ser humano, de hecho pueden vivir en el intestino de las personas sin causar ningún daño. Sin embargo, algunas de sus variaciones pueden causar diarrea o, en ocasiones hasta la muerte.

“Estamos agradecidos con el gobierno del presidente Barack Obama porque finalmente ha puesto interés en la salud pública por encima de los intereses de la industria, al permitir al Departamento de Agricultura trabajar en identificar estos patógenos”, indicó Wenonah Hauter, director de Food & Water Watch.

Para presionar por la legislación, los grupos de protección al consumidor utilizaron un caso de 1994, en el que cuatro menores de edad fallecieron al consumir unas hamburguesas del sitio de comidas rápidas, Jack in The Box. Así como, la crisis por la que pasó Europa de un nuevo tipo de E.Coli, en el que docenas de personas perdieron la vida a principios de 2011.

XS
SM
MD
LG