Enlaces para accesibilidad

Nuevo debate republicano

  • Voz de América - Redacción

Los precandidatos Rick Perry (izq.), Herman Cain (cent.) y Mitt Romney (der.)

Los precandidatos Rick Perry (izq.), Herman Cain (cent.) y Mitt Romney (der.)

Los aspirantes a la nominación presidencial republicana vuelven a enfrentarse ante los televidentes. Es la novena vez que lo hacen en cinco meses.

Los precandidatos republicanos a la presidencia de EE.UU. se preparan para sostener un nuevo debate electoral este martes 18 de octubre en Las Vegas, Nevada, en la que será su novena prueba de fuego ante las cámaras de televisión desde mayo pasado.

La víspera del debate, una encuesta realizada por CNN/ORC International Poll reveló que una tercera parte de los electores independientes que se inclinan a favor de los republicanos para las elecciones del 2012 dijeron haber decidido ya cuál es el aspirante de su preferencia.

Según el sondeo, el 26% de los entrevistados dijo que probablemente voten por el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, quien aparece casi empatado con el empresario afroamericano Herman Cain, con el 25% de la intención de voto.

Cain, quien ha visto casi triplicado su apoyo desde el mes pasado, ha relegado al tercer lugar a uno de los precandidatos que inicialmente estuvo como favorito, el gobernador de Texas, Rick Perry, a quien la última encuesta sólo confirió 13% de apoyo.

El gobernador Perry llegó a figurar a la cabeza del grupo de aspirantes republicanos recién se lanzó a la contienda el 13 de agosto, pero su pobre desempeño en los debates y los efectivos ataques de sus rivales en temas como el de la inmigración ilegal y la Seguridad Social le han restado empuje a su campaña.

Eso a pesar de que Perry ha logrado recaudar $17 millones de dólares en contribuciones, más que los $14 millones reportados por el ex gobernador Romney.

Según el estratega republicano Ron Bonjean, “este año los debates han definido la campaña en mayor medida que lo usual, y han sido realmente efectivos a la hora de mostrar la fortaleza y la debilidad de los precandidatos”.

En adición, el estado que sirve de escenario esta vez al debate, Nevada, podría ser crucial en las próximas elecciones no sólo para las aspiraciones de reelección del presidente Barack Obama, sino también para los deseos republicanos de llegar a la Casa Blanca.

Con la más alta tasa de desempleo en la nación (13,4%), la mayor cantidad de embargos hipotecarios y un número récord de personas declaradas en bancarrota, Nevada es un buen ejemplo de por qué los estadounidenses están dando mayor preferencia a los temas económicos en las encuestas.

XS
SM
MD
LG