Enlaces para accesibilidad

ACNUR dice que los refugiados no son terroristas


Refugiados kurdos sirios llegan a las isla de Lesbos en Grecia luego de cruzar el mar Egeo desde Turquía.

Refugiados kurdos sirios llegan a las isla de Lesbos en Grecia luego de cruzar el mar Egeo desde Turquía.

La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados hace un llamado para balancear seguridad con humanidad y extender la solidaridad con las otras víctimas de la violencia

Las medidas de precaución al momento de recibir a refugiados son absolutamente necesarias y las naciones tienen los mecanismos suficientes para evaluarlos y no rechazarlos sin compasión, dice una funcionaria de Naciones Unidas.

Esos son algunos de los conceptos expresados por María Jesús Vega, portavoz de la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, en entrevista con la Voz de América desde España, a tiempo de ofrecer detalles del proceso que ellos realizan que es el primer filtro para ubicar los refugiados.

“Nosotros empezamos realizando entrevistas muy minuciosas en sitios como Egipto, Jordania, Irak y Libia entre otros para establecer la identificación de los casos hacer un registro y verificar razones para solicitar refugio y somos muy estrictos en ello”, destacó Vega.

Escuche la entrevista con María Jesús Vega

“Utilizamos registros biométricos e incluso escáner de iris para evitar fraudes al momento de recibir los documentos”, explicó la funcionaria de ACNUR.

María Jesús Vega, portavoz de ACNUR

María Jesús Vega, portavoz de ACNUR

Vega también destaca que la organización presenta un expediente al país de posible reasentamiento y es ese gobierno, en última instancia el que toma la decisión de aceptarlos.

“Sin embargo, hay ciertos requerimientos que las naciones tienen y a veces dicen no querer refugiados de ciertas regiones lo que deriva en que esas personas se desesperen al considerarse, por ejemplo, de una nacionalidad peligrosa”, acota Vega.

Vega admite que en el enorme flujo de personas que huyen de sus países e ingresan por diferentes lugares, preferentemente por mar, pueden haber extremistas.

“Este es un hecho que nadie puede controlar pero tenemos un primer filtro y luego están los mecanismos de los propios gobiernos que son muy efectivos y que les permiten identificar el peligro, en la medida de lo posible”, dice la funcionaria de ACNUR.

En este punto, Vega hace un llamado que considera crítico. “No podemos negar ayuda a personas de alta vulnerabilidad, se debe encontrar el balance entre seguridad y humanidad. Cerrar las fronteras o negarles una visa humanitaria o un refugio es obligarlos a buscar caminos más peligrosos y dejarlos en manos de traficantes de seres humanos”, dice Vega.

XS
SM
MD
LG