Enlaces para accesibilidad

Hijos de indocumentados llegan a Washington


Congresistas hispanos escuchan a una representación de niños y activistas que visitaron el Congreso este miércoles, para pedir una reforma migratoria integral. A la izquierda, en el micrófono se puede ver a "Saulito", ciudadano estadounidense cuya madre fue deportada a México.[Foto: Mitzi Macías, VOA].

Congresistas hispanos escuchan a una representación de niños y activistas que visitaron el Congreso este miércoles, para pedir una reforma migratoria integral. A la izquierda, en el micrófono se puede ver a "Saulito", ciudadano estadounidense cuya madre fue deportada a México.[Foto: Mitzi Macías, VOA].

Una delegación de niños encabezada por el emblemático Saulito, hijo de Elvira Arellano deportada en 2007 se reunió este miércoles con congresistas hispanos y esperan reunirse posteriormente con el presidente Obama.

Una delegación de niños encabezada por “Saulito”, recordado por protagonizar junto a su madre Elvira Arellano uno de los episodios más emblemáticos que evidencian la necesidad de una reforma migratoria llegó a Washington para abogar por un proyecto de reforma de la ley inmigratoria.

Saulito, junto a niños y jóvenes de diferentes estados del país convergieron en la capital de EE.UU. este miércoles como parte de la campaña “The Children´s Campaign”, (La campaña de los niños) para participar de una serie de reuniones con el congresista demócrata Luis Gutiérrez y otros miembros del caucus Hispano del Congreso.

Al mismo tiempo Saulito espera reunirse con el presidente Barack Obama, aunque este encuentro no ha sido mencionado ni confirmado por la Casa Blanca, pero la petición del niño ha sido expuesta.

“Hace algunos años el presidente Obama me dio la mano, me miró a los ojos y me hizo una promesa. Desde entonces millones de niños estadounidenses han sufrido mientras los políticos están jugando", dijo Saulito.

"Los juegos son para los niños no para los líderes. Quiero que Obama me vuelva a mirar a los ojos y me diga directamente en qué punto estamos con respecto a la reforma migratoria. Yo quiero que escuche las voces de los niños cuyos padres él ha estado deportando”, expresó en un comunicado el niño Saúl.

Actualmente Saulito, que es ciudadano estadounidense, vive con su madre Elvira en Michoacán, México luego de que ella fue deportada en 2007 después de haber permanecido refugiada en una iglesia en Chicago que se convirtió en su santuario por más de un año.

Las organizaciones pro-inmigrantes que se han unido a esta causa consideran que los padres de niños estadounidenses, esposos y esposas que han sido deportados deben tener la oportunidad de regresar para reunirse con sus familias bajo la nueva ley de inmigración.

“La propuesta aprobada en el Senado contempla millones de dólares para seguridad fronteriza, pero nada detendrá a los padres a regresar con sus familias", dijeron.

"Esos millones de dólares sólo crearán un camino de la muerte para estas personas a menos que se les permita regresar a EE.UU. legalmente para reunificarse con sus familias".

"Tenemos la esperanza que el compromiso que demuestren los miembros de la Cámara de Representantes se refoeje en los principios de unidad familiar que es compartido por muchos republicanos y que finalmente la versión final que salga de la conciliación del Senado y la Cámara incluya también todos los principios demandados”, explica Emma Lozano de la organización Familia Latina Unida.
XS
SM
MD
LG