Enlaces para accesibilidad

Activistas a republicanos: “Recuerden noviembre”


Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa de Maryland dijo a la Voz de América que confía en que se apruebe la reforma migratoria, de lo contrario se enfocarán en un "Plan B". [Foto: Mitzi Macias, VOA].

Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa de Maryland dijo a la Voz de América que confía en que se apruebe la reforma migratoria, de lo contrario se enfocarán en un "Plan B". [Foto: Mitzi Macias, VOA].

Organizaciones proinmigrantes lanzan campaña dirigida a los republicanos para lograr los votos necesarios y aprobar la reforma migratoria. La Voz de América habló con Gustavo Torres de Casa de Maryland de los nuevos retos.

La reforma migratoria salió bien librada esta semana cuando el Comité Judicial del Senado aprobó su propuesta que ahora espera a ser deliberada en el pleno.

Pero los líderes y activistas pro inmigrantes a nivel nacional están de acuerdo que ahora empieza lo más difícil: la conquista de votos necesarios, especialmente entre los republicanos.

Como parte de la estrategia, la red nacional de organizaciones pro inmigrantes (FIRM) lanzó la campaña “Recuerden noviembre” dirigida a los miembros del partido republicano para que no olviden el impacto del voto hispano en la reelección del presidente Barack Obama.

La Voz de América conversó con Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa de Maryland y miembro de FIRM, quien señaló que la campaña se ha lanzado en 100 ciudades de EE.UU. con el objetivo de “recordarles a los republicanos lo que pasó en noviembre y lo que va pasar en las elecciones de 2014 y 2016 si no votan a favor de la reforma migratoria. Esto es un recordatorio para los republicanos antiinmigrantes, de que cada día más hispanos se convierten en ciudadanos y que al ir a las urnas van a elegir al candidato que ayudó a pasar una reforma migratoria”.

De igual manera Gustavo Torres explicó que la campaña “Recuerden noviembre” está enfocada en 100 republicanos en la Cámara de Representantes considerados claves y que están en contra de la reforma.

“Nuestro objetivo es que de esos 100 podamos convencer a por lo menos 40 para lograr que se apruebe una legislación”, afirmó el activista a la Voz de América.

“La mayoría de los demócratas en la Cámara de Representantes apoyan la reforma –que son alrededor de 192-, pero necesitamos el voto de por lo menos 40 republicanos de un total de 232, y eso es bien difícil, queda mucho trabajo por hacer, pero estamos optimistas de que lo vamos a lograr”, afirmó Gustavo Torres.

Según Torres el pleno del Senado aprobará su versión de reforma migratoria a finales de junio y luego empezará la lucha en la Cámara de Representantes donde definitivamente se esperan no sólo cambios en la legislación sino también una serie de ataques y enmiendas antiinmigrantes.

“Estamos preparados para actuar de inmediato y no permitir enmiendas que dañen a nuestra comunidad. Somos conscientes que se van a presentar cambios, pero al mismo tiempo tenemos bajo la manga propuestas progresistas para poder negociar”, expresó Torres.

Una de esas propuestas sería no limitar el beneficio a los indocumentados que estuvieron presentes en EE.UU. hasta el 31 de diciembre de 2011 sino que ampare a todos los que se encuentren en el país a la fecha de la promulgación de la ley.

“No tiene sentido que queden fuera más de 400 mil inmigrantes indocumentados, después de tanta lucha por arreglar el sistema inmigratorio de este país”, aseguró Gustavo Torres.

“Plan B”

Asimismo el director ejecutivo de Casa de Maryland consideró que la red nacional FIRM prepara un “Plan B” que consistiría en demandar al presidente Barack Obama que detenga las deportaciones.

“Si a pesar del trabajo que se ha hecho y de todos los esfuerzos de la comunidad por pasar la reforma migratoria no llega a ser aprobada, lucharemos para que Obama cancele las deportaciones hasta que se apruebe una legislación.

Ya lo hizo anteriormente con los soñadores, entonces esperamos del presidente que haga lo mismo con los padres y madres de esos jóvenes inmigrantes”, indicó el activista.

“Obama tiene el poder para hacer muchas cosas, incluso en su propio partido todavía hay cinco demócratas que no apoyan la reforma y el presidente debe trabajar en ello.

El presidente Obama sabe que puede pasar a la historia como el presidente que más deportaciones de inmigrantes ha realizado o como el presidente que ayudó a aprobar la reforma migratoria”, finalizó Gustavo Torres.
XS
SM
MD
LG