Enlaces para accesibilidad

Reforma migratoria: ahora viene lo difícil


Decenas de madres inmigrantes llegaron hasta la oficina del senador Ted Cruz para pedirle que apoye el camino a la ciudadanía para millones de indocumentados. Fueron recibidos por miembros de la oficina del senador. [Foto Cortesía, Casa de Maryland].

Decenas de madres inmigrantes llegaron hasta la oficina del senador Ted Cruz para pedirle que apoye el camino a la ciudadanía para millones de indocumentados. Fueron recibidos por miembros de la oficina del senador. [Foto Cortesía, Casa de Maryland].

Lograr los votos necesarios para ser aprobada en el pleno del Senado, y conseguir lo mismo en la Cámara de Representantes con liderazgo republicano, son los nuevos retos.

Tan pronto el Comité Judicial del Senado avaló el proyecto de ley para una reforma migratoria dando paso a la siguiente fase de discusión y votación en el pleno del Senado, la Cámara de Representantes realizó este miércoles una audiencia para evaluar las propuestas y saber sobre qué terreno están pisando al momento de redactar su esperada versión.

Muchos de los puntos aprobados en el proyecto del Senado están considerados en el plan que prepara la Cámara de Representantes, donde se espera que la reforma enfrente su mayor desafío por estar liderada por el partido republicano.

El proyecto de ley que finalmente salga de la Cámara de Representantes, puede, por esa razon, ser más conservador con el establecimiento de requisitos más estrictos con respecto al control fronterizo y en las condiciones para obtener la ciudadanía.

E Comité Judicial del Senado discutió ese último punto cuando los senadores republicanos por Texas, Ted Cruz y John Cornyn propusieron enmiendas al respecto, expresando su rechazo al camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados.

Según el senador Cruz, si no se aprobaba su enmienda, el proyecto de ley tiene pocas probabilidades de ser aprobado en el pleno del Senado.

Precisamente el mismo miércoles madres y jóvenes soñadores con el apoyo de organizaciones comunitarias como Casa de Maryland llegaron hasta la oficina del senador Cruz en Washington para expresar su rechazo a las políticas que defiende el legislador y que atenta contra la reunificación familiar para miles de inmigrantes indocumentados.

Por su parte, el senador republicano Mitch McConnell declaró a la cadena Fox que está “indeciso” sobre si respaldará o no el proyecto cuando llegue al pleno del Senado porque considera que se han descuidado aspectos de la seguridad fronteriza.

“Sabemos que sí se va debatir el proyecto en el pleno del Senado, pero todavía tengo que estudiar los detalles porque desconozco si cuando éste salga de allí realmente va solucionar el problema que tenemos con la inmigración. Tenemos un problema y hay que arreglarlo, pero no sé si esta ley ofrece todas las condiciones”, declaró McConnell.

Por su parte el senador demócrata Chuck Schumer, uno de los líderes del Grupo de los Ocho dijo a Político que su meta es lograr 70 votos, pero que conseguirlo va tomar mucho trabajo. “Esta es una de las leyes más importantes para ser aprobada en Estados Unidos, pero al mismo tiempo la más difícil de aprobar”.

De igual manera Schumer declaró que es un largo camino por recorrer, pero en cada paso donde el camino ha sido difícil “nosotros hemos estado listos para derrotar las dificultades”.
XS
SM
MD
LG