Enlaces para accesibilidad

Soñadores enfrentan al Tea Party en Texas

  • Voz de América - Redacción

Jóvenes soñadores llegaron hasta la oficina del congresista republicano Michael Grimm de Nueva York. [Foto: Cortesía, DRM].

Jóvenes soñadores llegaron hasta la oficina del congresista republicano Michael Grimm de Nueva York. [Foto: Cortesía, DRM].

Jóvenes inmigrantes no bajan la guardia y continúan luchando en busca del respaldo de los congresistas a una reforma inmigratoria con camino a la ciudadanía.

Un grupo de miembros de la Coalición Nacional de Soñadores se presentó este martes en un evento organizado por el Tea Party, el ala más conservadora de los republicanos, enfrentando al legislador republicano por Texas, John Carter.

Durante la reunión se proyectó el documental anti-inmigrante The Come to the United States II (La llegada a Estados Unidos, parte II), producido por Daniel Michael Lynch, identificado como un patriota que defiende los derechos de los estadounidenses.

La tésis del documental de Lynch es que los inmigrantes representan un riesgo a la seguridad nacional y la estabilidad económica del país, una postura que comparten los miembros del Tea Party.

Los dreamers presentes dijeron estar presentes para defender su causa y sus realidades. “Mis padres son indocumentados y fueron deportados. No somos criminales como muestra la película, somos personas trabajadoras que quieren devolverle a este país”, dijo Monserrat Garibay, quien se identificó como una ex soñadora y recientemente naturalizada ciudadana estadounidense que aseguró votará en contra de legisladores que no respalden una reforma inmigratoria.

El congresista Carter también defendió su posición y dijo que harían lo que tendrían que hacer como estipula el proceso con respecto a la reforma del sistema de inmigración.

Por su parte, Ramiro Luna, joven activista y soñador residente en Dallas, expresó que la finalidad no solo era disputar los errores que muestra el documental sino dar a conocer sus propias historias ante un gran número de personas para hacerles saber “que estamos muy orgullosos de ser texanos como ellos y que colaboramos con el crecimiento y el desarrollo de nuestro estado”, finalizó.

La semana pasada, el blanco fue el congresista Mike Coffman, de Colorado, a quien entregaron cartas firmadas por jóvenes soñadores que desean servir en el ejército y le pidieron que deje de atentar contra la aprobación de una reforma inmigratoria.

Lo mismo sucedió en Nueva York, con la diferencia que el congresista republicano Michael Grimm sí demostró su apoyo a una reforma inmigratoria y aseguró que trabajará con su colega Mario Díaz Balart de la Florida, para conseguir los votos necesarios para aprobar una ley en la Cámara de Representantes.
XS
SM
MD
LG