Enlaces para accesibilidad

Al-Qaeda está arrinconada

  • Voz de América - Redacción

Los terroristas de al-Shabaab, en Somalia, han diversificado sus objetivos.

Los terroristas de al-Shabaab, en Somalia, han diversificado sus objetivos.

Un alto funcionario de EE.UU destaca los grandes reveses sufridos por la red pero advierte que el terrorismo aún amenaza la seguridad nacional.

La muerte de Osama bin Laden ha hecho declinar a la red al-Qaeda de una manera tal que les será "difícil recuperarse", según dijo un alto funcionario estadounidense.

Daniel Benjamin, coordinador encargado de asuntos antiterroristas en el Departamento de Estado, destacó a la prensa en Washington que ese no fue el único gran revés sufrido por la red este año.

Destacó además las muertes en junio pasado, en Pakistán, de Illyas Kashmiri, considerado el terrorista más peligroso en el sur de Asia, y en Somalia, de Harun Fazul, uno de los artífices de los atentados en las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998.

Benjamin también mencionó la caída en agosto, en Pakistán, de Atiya Abdul Rahman, el segundo al mando de al-Qaeda tras la muerte de bin Laden, y en septiembre, de Anwar al-Aulaqi, jefe de operaciones de la red en Yemen.

A pesar de la pérdida de tan importantes cabecillas, el funcionario alertó que la lucha contra el terrorismo está aún por concluir y que varios grupos siguen constituyendo una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU.

Entre estos dijo que la filial de la red en la Península Arábiga, conocida como AQAP por sus siglas en inglés, sigue estando a la cabeza de los grupos más peligrosos a pesar de la muerte de Aulaqi, y preocupan sus intentos por retener una parte del territorio en el sur de Yemen.

En el Magreb, el grupo de al-Qaeda que opera en el norte de Africa islámico, “fue históricamente el más débil”,dijo, pero en los dos últimos años se las agenció para “llenar sus cofres con dinero procedente de sus secuestros”, resaltó.

Además señaló que en Nigeria el grupo Boko Haram, aunque no se ha afiliado a al-Qaeda, están emprendiendo ataques terroristas y ocasionando problemas.

Dijo que durante el último año, EE.UU. ha seguido el rastro en la Península del Sinaí a varios grupos islámicos terroristas, y que aunque en el Cuerno Africano los militantes de al-Shabaab han experimentado reveses, por otra parte han dado muestras de estar diversificando sus objetivos.

Benjamín puso de relieve que en el último par de años también se han visto casos de individuos operando dentro de las fronteras de EE.UU. “Las nuevas amenazas terroristas exigirán de estrategias innovadoras”, dijo.

El funcionario reiteró que a pesar de los descalabros sufridos por al-Qaeda este año, la nueva estrategia antiterrorista debe complementarse con una “diplomacia creativa” e incluso con asociaciones “más fuertes” con otros países.

Con tal perspectiva enfatizó la necesidad de reforzar los lazos con otros gobiernos tanto de manera bilateral como multilateral para poder hacer frente a las amenazas terroristas.

XS
SM
MD
LG