Enlaces para accesibilidad

Partidos buscan definir fórmula Romney-Ryan

  • Voz de América - Redacción

Mitt Romney presentó este sábado al senador por Wisconsin, Paul Ryan, de 42 años, como su compañero de fórmula.

Mitt Romney presentó este sábado al senador por Wisconsin, Paul Ryan, de 42 años, como su compañero de fórmula.

Las encuestas no registran todavía un impacto significativo con la decisión de escoger a Paul Ryan como candidato a la vicepresidencia.

Aunque la elección del legislador Paul Ryan como candidato para vicepresidente por el partido Republicano todavía no ha tenido mucho impacto en las encuestas, demócratas y republicanos se lanzaron de lleno este lunes a las plazas públicas para tratar de definir en la mente de los votantes la fórmula republicana antes de que lo haga el contrincante.

Según una encuesta de Reuters/Ipsos publicada el lunes, un 51 por ciento de los encuestados dijo que la decisión (de escoger a Ryan) no cambiaba su opinión sobre Mitt Romney. Otro 26 por ciento de los consultados afirmó ver a Romney de manera más favorable luego de que el sábado incorporó a Ryan, un legislador por Wisconsin de 42 años, como su compañero de fórmula, mientras que un 23 por ciento dijo que lo veía menos favorablemente.

No obstante, el presidente Obama, quien recorre Ohio en autobús, intentó adelantarse en identificar a Ryan como uno de los congresistas causantes de la “parálisis” con la que se enfrenta cualquier propuesta de la Casa Blanca que tenga que ver con la economía.

"Si se topan con el representante Ryan (quien también se encuentra haciendo campaña en Iowa), díganle hasta qué punto es importante esta ley agrícola" a favor de la población rural, dijo en Council Bluffs a una multitud.

Su vicepresidente, Joseph Biden, considerado por los analistas como el agresivo del tiquete demócrata, se preguntó por su parte en Carolina del Norte "¿Qué tiene de valiente dar a los millonarios y multimillonarios exenciones fiscales? ¿Qué tiene de valiente quitarle a Medicaid, Medicare y a la educación”, en referencia a un plan propuesto en el Congreso por Ryan.

Inmutable, el congresista Ryan hizo campaña en la Iowa State Fair, una gran feria agrícola que dura varios día en Des Moines, la más populosa ciudad del estado. Allí fue interrumpido por los gritos de unos cuantos opositores ubicados en las primeras filas del escenario desde el cual hablaba.

“Aquí en Des Moines la gente es educada –les dijo—así que ustedes deben ser de otra parte”. La multitud celebró su aplomo.

Ryan aseguró que "el presidente Obama nos dio cuatro años de déficits que superan los 1.000 millones de dólares. Se gasta el futuro de nuestros hijos", dijo.

Ryan y Mitt Romney (quien se encuentra haciendo campaña en Florida), prometieron este fin de semana mejorar la situación del país gracias a la disminución de impuestos y gastos.

Un héroe para los conservadores, Ryan ha dado a la campaña de Romney un golpe de energía luego de varias semanas complicadas, marcadas por errores y continuas preguntas sobre sus finanzas personales.

La parada de Romney en Miami, en el restaurante el Palacio de los Jugos desató otra controversia al revelarse que el dueño del local, muy popular enla comunidad cubano estadounidense había sido procesado y condenado por tráfico de drogas, algo que habría obviado el Servicio Secreto que tuvo que haber aprobado el lugar como seguro.

Los dos hombres aceptaron de buena gana los gritos de miles de partidarios en sus actos de campaña en Carolina del Norte el domingo. Pero según las encuestas, Ryan sigue siendo prácticamente un desconocido para el público general.

Si bien un 80 por ciento de los consultados dijo que había escuchado sobre Ryan, sólo un 35 por ciento dijo que estaban familiarizados con él.

Un 42 por ciento dijo que no sabía si estaba o no calificado para ser presidente, un porcentaje mayor al 33 por ciento que dijo que no lo estaba y al 26 por ciento que dijo que sí.

Una señal de advertencia a la campaña de Romney fue que los votantes, por un margen de 44 por ciento frente a un 29 por ciento, dijeron que el actual vicepresidente, Joe Biden, está más calificado que Ryan para servir como presidente si surge la necesidad.

Pero todavía faltan tres meses de campaña y todo esto puede cambiar. De eso se trata la democracia.
XS
SM
MD
LG