Enlaces para accesibilidad

Sin cargos policía que mató a afroestadounidense en Charlotte

  • Voz de América - Redacción

La muerte de Keith Lamont Scott en Charlotte, Carolina del Norte desató varios días de protestas en septiembre.

La muerte de Keith Lamont Scott en Charlotte, Carolina del Norte desató varios días de protestas en septiembre.

"Creo que el oficial (Brentley) Vinson actuó dentro de la ley", dijo el fiscal del distrito de Charlotte-Mecklenburg Andrew Murray.

No se presentarán cargos contra el oficial de policía de Charlotte, Carolina del Norte que en septiembre pasado disparó mortalmente a un afroestadounidense.

"Creo que el oficial (Brentley) Vinson actuó dentro de la ley", dijo el fiscal del distrito de Charlotte-Mecklenburg Andrew Murray, el miércoles, al indicar que 15 fiscales del equipo votaron unánimemente en el caso que investigó la muerte de Keith Lamont Scott.

De acuerdo al informe oficial dado a conocer el miércoles por la Oficina del Fiscal del Distrito, Scott no obedeció la orden de soltar el arma que portaba ante de que el policía, quien también es afroestadounidense, le disparara cuatro veces.

El agente Vinson ha admitido desde el día del altercado que él fue quien disparó a Scott, pese a que se ha afirmado lo contrario.

Vinson estaba trabajando como agente encubierto en un caso separado cuando vio a Scott llenando un cigarrillo con marihuana. De acuerdo con su testimonio, el oficial y su compañero de trabajo no se preocuparon hasta que vieron a Scott sosteniendo un arma dentro del vehículo en el que se encontraba.

Video de una cámara de vigilancia de una tienda cercana muestra a Scott en el día que murió con un bulto sobresaliente en el tobillo, que se asemeja al revólver y portarevólver que se encontraron en el lugar del altercado.

El informe oficial dice que Vinson pidió apoyo y siguió a Scott hasta el lugar donde ocurrió tiroteo. Una vez allí le pidió que se baje de la furgoneta y que deje caer el arma.

El fiscal Murray confirmó, sin embargo, que tanto el video de la tienda como el de la cámara de las autopatrullas que acudieron al lugar no muestran las manos de Scott en el momento que fue abatido, lo cual impide confirmar si estaba amenazando con disparar a los policías.

Varias personas a través de las redes sociales o de la prensa dicen que no vieron a Scott armado y que lo que tenía en las manos era un libro. Pero, la oficina del fiscal del distrito dijo que su investigación demostró que muchas de esas afirmaciones son falsas y que la policía no encontró ningún libro en la furgoneta de la víctima ni en el lugar de los hechos.

La viuda de Scott dijo varias veces durante la investigación que su esposo no tenía un arma, pero Murray dice que la investigación encontró mensajes de texto entre los dos en los que discutían sobre su arma.

Murray dijo que el oficial Vinson enfrentó una amenaza "razonable" y respondió en defensa propia.

La familia de Scott ha pedido a la comunidad mantenerse pacíficos en caso de que protesten.

El incidente ocurrió el 20 de septiembre de 2016 y desató varios días de protestas en Charlotte, la ciudad más grande de Carolina del Norte.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG