Enlaces para accesibilidad

OEA contra el crimen organizado


El presidente hondureño, Porfirio Lobo, agradeció personalmente la readmisión de su país a la OEA.

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, agradeció personalmente la readmisión de su país a la OEA.

EE.UU. aboga porque las naciones del continente hagan frente de manera conjunta al flagelo de la violencia y el narcotráfico.

El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Asuntos Hemisféricos, Arturo Valenzuela, abogó a favor de la cooperación integral de todas las naciones de la región para hacer frente a la violencia desatada por el crimen organizado y el narcotráfico.

“Necesitamos tener una respuesta transnacional, con la colaboración de los países”, dijo Valenzuela en El Salvador, donde participa en la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra en la capital de ese país enfocada en el tema de la seguridad ciudadana en las Américas.

Valenzuela dijo que para EE.UU “no hay tema más importante en Centroamérica en este momento” que la seguridad ciudadana, y por eso asiste a la asamblea "con toda la intención de colaborar en lo más profundo para poder elaborar estrategias compartidas".

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, asistió a la reunión en San Salvador para agradecer personalmente la reciente readmisión de Honduras al organismo regional, del que había sido suspendida en julio de 2009 tras el derrocamiento del entonces presidente, Manuel Zelaya.

Valenzuela señaló que el regreso de Honduras "es un reconocimiento de los esfuerzos que han hecho los hondureños fortaleciendo el proceso de conciliación nacional y sus propias instituciones democráticas".

El Ministro de Relaciones Exteriores salvadoreño, Hugo Martínez, elegido por aclamación para presidir la asamblea, exhortó a todos los estados miembros a respaldar el plan de acción propuesto por su país en materia de seguridad hemisférica.

Al inaugurar el segundo día de sesiones del cónclave, que durará hasta mañana martes, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, reiteró que el crimen organizado y la violencia amenazan directamente la estabilidad, las instituciones democráticas y el desarrollo de la región.

"No podemos ignorar ya la importancia crítica que tiene para nuestro futuro el aumento de la criminalidad y en particular el crimen organizado transnacional", apuntó.

Insulza advirtió que las naciones del hemisferio hacen frente a grupos criminales que son responsables de tráfico de drogas, de armas y de personas, así como del lavado de dinero, extorsión, piratería intelectual y secuestros.

En su intervención ante el plenario, la canciller de Colombia, María Angela Holguín, instó a los participantes a pasar de la retórica a los hechos en la lucha contra la violencia y el crimen organizado.

En una rueda de prensa, el ministro de Seguridad de Honduras, Oscar Alvarez, urgió a la comunidad internacional a apoyar a Centroamérica en el combate a los carteles de la droga mexicanos, a los que acusó de querer robar armamentos de los ejércitos del área y crear su centro de operaciones en la región.

"Necesitamos realmente acción y que entiendan que no estamos lidiando con delincuentes comunes", dijo el ministro hondureño, que pidió a la comunidad internacional respaldar la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, que se realizará en Guatemala entre el 22 y 23 de junio.

Los cancilleres y representantes de los Estados miembros de la organización tienen previsto proclamar al término de la Asamblea mañana martes la Declaración de San Salvador.

XS
SM
MD
LG