Enlaces para accesibilidad

Obama pide apoyo para acuerdo


El presidente se oponía a extender los recortes de impuestos para los estadounidenses más adinerados.

El presidente se oponía a extender los recortes de impuestos para los estadounidenses más adinerados.

Algunos legisladores demócratas no están muy convencidos del pacto hecho por el presidente con los republicanos.

El presidente Barack Obama dijo que el compromiso alcanzado con los republicanos sobre los recortes impositivos era necesario para ayudar a la economía y proteger a los estadounidenses agobiados por los efectos de la recesión.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Obama defendió vigorosamente su decisión de pactar con el partido republicano a fin de poder extender las rebajas tributarias que de otra manera hubieran expirado el próximo 31 de diciembre.

Muchos demócratas en el Congreso están insatisfechos con el acuerdo porque éste no sólo amplía los recortes para los estadounidenses con ingresos menores a 200 mil dólares al año, sino también para los más adinerados, un dos por ciento de los contribuyentes con ingresos muy superiores.

Obama se oponía a hacer tal concesión pero eso fue parte del pacto con tal de que los republicanos accedieran a renovar los subsidios que hasta hace poco recibían más de dos millones de desempleados y que perdieron toda ayuda del gobierno. El plan también reduce por un año los pagos a la Seguridad Social.

“Esto no es un debate abstracto, se trata de dinero real para gente real”, dijo el presidente, que convocó la rueda de prensa después de las críticas hechas por algunos demócratas al acuerdo, que aún debe ser aprobado por la Cámara de Representantes y por el Senado.

Como parte de los esfuerzos de la Casa Blanca por convencer a sus correligionarios, el vicepresidente Joe Biden se reunió a puerta cerrada con senadores demócratas para pedirles que pasen por alto los detalles del acuerdo que no comparten.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que el compromiso alcanzado por Obama demuestra que su partido desea ayudar a los estadounidenses de bajos y medianos ingresos, mientras que los republicanos sólo buscan favorecer a los más acaudalados.

El senador demócrata Tom Harkin dijo que los republicanos lograron usar como instrumento la frágil seguridad económica de la clase media y las penurias de millones de estadounidenses desempleados para lograr exenciones fiscales que favorecen a los más ricos.

A pesar del compromiso hecho por el presidente con los legisladores republicanos, el acuerdo necesita del voto de los demócratas para ser aprobado, ya que por ahora estos conservan mayoría en ambas cámaras hasta que sesione el nuevo Congreso en enero próximo.

XS
SM
MD
LG