Enlaces para accesibilidad

Gira latinoamericana llega a su fin


Barack Obama y el presidente Mauricio Funes en una rueda de prensa en San Salvador.

Barack Obama y el presidente Mauricio Funes en una rueda de prensa en San Salvador.

El presidente de EE.UU. adelanta su partida de El Salvador para retornar a Washington unas dos horas antes.

Al término de su periplo por tres naciones latinoamericanas, Brasil, Chile y El Salvador, el presidente Barack Obama regresa este miércoles a Washington, donde le espera un agitado Congreso por las críticas de legisladores republicanos y también demócratas respecto a la acciones militares en Libia.

A pesar de que algunos congresistas cuestionan la decisión del presidente de involucrarse en los bombardeos en Libia, una encuesta de la cadena CBS mostró que sólo el 29 por ciento de los estadounidenses desaprueban su manejo de la situación.

En una rueda de prensa junto al presidente salvadoreño Mauricio Funes, en víspera de su partida de San Salvador, Obama dijo estar confiado en que en los próximos días EE.UU. podrá transferir el mando de las operaciones en Libia a otros miembros de la coalición, también integrada por Francia y Gran Bretaña.

Obama dijo haber hablado con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y con el primer ministro británico, David Cameron, sobre el asunto, y según la Casa Blanca los tres acordaron que la OTAN tendría un papel "clave" en la estructura de mando de la operación.

En El Salvador, el presidente anunció que EE.UU. destinará $200 millones de dólares para combatir el tráfico de drogas y las pandillas en Centroamérica, y anticipó nuevos programas para hacer las fronteras más seguras y atacar de raíz el problema del narcotráfico y la criminalidad, combatiendo la pobreza.

En la última escala de su gira Latinoamericana, Obama llegó a El Salvador en compañía de su esposa Michelle y sus dos hijas, Malia y Sasha, proveniente de Chile, donde el lunes pronunció un discurso en el que puso de relieve una nueva relación de EE.UU., con Latioamérica en la que “no existen socios menores y mayores, sólo hay socios iguales”.

Obama destacó en su Discurso para las Américas que Latinoamérica es una “región pujante” pero donde el progreso “no ha llegado lo suficientemente rápido”, y dio a conocer el propósito de que 100 mil estudiantes latinoamericanos vengan a estudiar a EE.UU.

También manifestó su interés y disposición a enfrentar el problema de la inmigración en EE.UU. con un plan que resguarde las fronteras pero que a la vez soluciones el problema de los indocumentados.

La nueva era de alianzas entre iguales propuesta por Obama fue bien recibida por los directivos de organismos regionales como la OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), cuya secretaria ejecutiva, Alicia Barcena, dijo que “hay un gran cambio en la actitud de EE.UU. frente a nuestra región”.

Obama dio inicio a su gira el 19 de marzo en Brasil, donde se reunió con la presidenta,Dilma Rousseff, y con empresarios de ambos países, visitó una favela en Río de Janeiro, y también pronunció un discurso dirigido a los brasileños.

La visita, que tuvo un marcado énfasis económico y en la que el presidente de EE.UU. defendió una relación más igualitaria de ambos países, coincidió con el inicio de la operación militar en Libia "Odisea del amanecer" lo que obligó a Obama a abordar el asunto varias veces en público y se robó una buena parte de la atención de la prensa.

XS
SM
MD
LG