Enlaces para accesibilidad

Obama presiona por el START


Hillary Clinton se reunió con el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, para acordar puntos estratégicos.

Hillary Clinton se reunió con el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, para acordar puntos estratégicos.

Obama quiere que el Senado ratifique el tratado de reducción de armas nucleares antes de que cambie la composición de la cámara.

Obama quiere que el Senado ratifique el tratado de reducción de armas nucleares antes de que cambie la composición de la cámara, antes de que termine el año 2010.

El presidente asegura que la aprobación de esta medida enviará un mensaje crucial a Rusia sobre su compromiso para reducir los arsenales nucleares.

El tratado podría encontrar una gran oposición ante la futura composición del Senado.

De la misma manera, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció que la Casa Blanca cuenta con los votos suficientes para sacar adelante un tratado de reducción de armas nucleares con Rusia, y por ello, también confía que pueda realizarse antes de que finalice el 2010.

El ‘Nuevo acuerdo START’, firmado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, compromete a los antiguos combatientes de la Guerra Fría a reducir hasta en un 30% las armas nucleares restantes.

Con la mayoría en el Senado, la secretaria se siente confiada para ratificar el tratado con al menos 67 votos.

“Creemos que tenemos votos suficientes para aprobarlo en el Senado. Todo es cuestión de cuándo sea presentada”, declaró Clinton durante su visita a Nueva Zelanda.

EE.UU. y Nueva Zelanda firman pacto

Durante esta visita, Estados Unidos y Nueva Zelanda pusieron fin a 25 años de querellas con la firma de un tratado para combatir el terrorismo y el cambio climático entre otros.

‘La Declaración de Wellington’, nombre por el que se le conoce a este acuerdo, establece una “asociación estratégica” para la cooperación en desastres naturales, la no-proliferación nuclear, y el crimen transnacional.

El pacto “evidencia una cooperación deseada en todos los aspectos de nuestros esfuerzos civiles y militares”, señaló Clinton, acompañada por el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key.

“Estados Unidos y Nueva Zelanda continuarán como socios cercanos en materia de seguridad los próximos 25 años”, concluyó la secretaria de Estado, quien también mostró su interés por que ambos países refuercen su cooperación militar.

El pacto pone fin a una disputa que comenzó en 1985 cuando Nueva Zelanda se declaró a sí misma una nación sin armas nucleares y proscribió que buques de guerra estadounidenses anclaran en sus costas.

Estados Unidos se negaba a reconocer si sus barcos contenían material nuclear, por lo que disolvió la triple alianza de seguridad, que también incluía a Australia.

La jefa de la diplomacia estadounidense realiza una visita de dos semanas por el Asia-Pacífico para mostrar el renovado compromiso de Washington con la región.

XS
SM
MD
LG