Enlaces para accesibilidad

Collins: “Soy negro y soy gay"

  • Voz de América - Redacción

Jason Collins jugó para los Boston Celtics y para los Washington Wizards. Ahora es agente libre.

Jason Collins jugó para los Boston Celtics y para los Washington Wizards. Ahora es agente libre.

Esta declaración sorprendió al mundo deportivo de la NBA en Estados Unidos.

Se trata del primer deportista de Estados Unidos que sale del armario. La confesión se publicará próximamente en un reportaje de la revista Sport Illustrated.

"Soy un pívot de 34 años de la NBA. Soy negro. Y soy gay. He alcanzado ese envidiable estado de mi vida en el que puedo hacer lo que quiera", afirma Jason Collins en la publicación.

La liga de baloncesto de Estados Unidos es la mejor del mundo, sus jugadores son los de más alto nivel y tiene millones de seguidores.

Jason Collins jugaba para los Washington Wizards aunque su trabajo había pasado prácticamente desapercibido, a no ser por el elevado número de faltas que cometía y por las pantallas que hacía. Ha pasado por seis equipos desde que se inició en los New Jersey Nets y ahora es agente libre en busca de equipo.

En el reportaje dice que quiere seguir jugando porque tiene “cosas que ofrecer".

Agrega que “no había pensado en convertirme en el primer atleta homosexual de un gran equipo estadounidense, pero ya que lo soy, estoy encantado de abrir esta conversación. Me hubiera gustado no ser el niño que levanta la mano en clase y dice ‘soy diferente’. Si hubiera sido así, alguien habría hecho esto antes. Pero nadie lo ha hecho, y esa es la razón por la que hoy levanto la mano”.

Dijo que fueron los atentados en Boston lo que le hicieron ver que la vida era demasiado corta y cualquier cosa podía pasar en cualquier momento, como para estar viviendo una mentira.

Se supo que el presidente Barack Obama le llamó el lunes por la tarde para felicitarlo pro su coraje y también el expresidente Bill Clinton, cuya hija Chelsea fue compañera de Collins en la universidad.

Collins había estado recibiendo un salario de $1,4 millones de dólares por temporada y todavía está por verse si hay un equipo interesado en contratarle o si pueda conseguir patrocinadores ahora que ha salido del closet.
XS
SM
MD
LG