Enlaces para accesibilidad

EE.UU. - México: socios globales


Felipe Calderón sostuvo su tercer encuentro con el mandatario estadounidense Barack Obama. La seguridad y el narcotráfico dominó la agenda.

Felipe Calderón sostuvo su tercer encuentro con el mandatario estadounidense Barack Obama. La seguridad y el narcotráfico dominó la agenda.

Tanto Obama como Calderón se refirieron al compromiso de ambas naciones en la lucha contra el crimen organizado internacional.

Un mensaje ampliamente optimistas de la relación entre los dos países ofrecieron los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y de México, Felipe Calderón.

Tras su encuentro en la Casa Blanca, ambos mandatarios destacaron especialmente el acuerdo alcanzado sobre el transporte de carga fronterizo y una posición común en el conflicto en Libia, de lo que ambos mandatario definieron como la sociedad global entre Estados Unidos y México.

En tal sentido, el presidente Obama volvió a señalar que “continuamos a enviar un mensaje claro” a Moammar Gadhafi: “la violencia contra su propio pueblo debe detenerse” a la vez que “Gadhafi debe renunciar, y abandonar el poder porque ha perdido legitimidad para líderar a Libia”. Es tiempo, afirmó Obama “que Gadhafi renuncie”.

Obama anunció el envío de más aviones a la zona y de ayuda humanitaria “a través de USAID”, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y dijo que el gobierno de Estados Unidos y otros gobiernos mundiales están tratando de dar una rápida respuesta a la crisis humanitaria generada por la violencia en Libia.

El presidente Calderón insistió en “felicitar y destacar el liderazgo del presidente Obama” en la crisis en Libia y rechazó que las fuerzas libias “se estén masacrando al pueblo libio”.

Frontera Siglo XXI

Ambos mandatarios reafirmaron también la intención de avanzar con la iniciativa denominada “Frontera del Siglo XXI”, para dar respuesta a los desafíos que supone el hecho de que “México es el segundo mercado de exportaciones de Estados Unidos”, responsable por más de “un millón de puestos de trabajo en Estados Unidos”.

El presidente Calderón coincidió con la perspectiva del mandatario estadounidense y con la opción de “convertir a Norteamérica en la región más competitiva del mundo. El NAFTA fue un gran paso. Generó, me atrevo a decir, millones de empleo y estamos listos para trabajar para mejorar nuestros vínculos”.

La iniciativa de ambos mandatarios, es que los ciudadanos de ambos países “puedan hacer negocios juntos”, en el marco de “lo que es una de las asociaciones comerciales más grandes del mundo, como la que sostienen estados Unidos y México”, dijo Obama.

Socios globales

Tanto Obama como Calderón se refirieron al compromiso de ambas naciones en la lucha contra el crimen organizado internacional, y señalaron la alianza global entre Estados Unidos y México en temas de economía y medio ambiente, así como en la posición común adoptada en Naciones Unidas frente a la crisis en Libia.

En particular, Obama destacó las conversaciones sobre los temas que se tratan en la órbita del Grupo de los 20, el G-20, integrado por las principales economía del mundo.

También Calderón se refirió a los avances realizados en la Cumbre del Clima, la COP 16 realizada en Cancún, “una agenda que esperamos impulsar y continuar en la COP 17 en Sudáfrica”, señaló Calderón.

Armas y fronteras

Un segmento de la conferencia de prensa ofrecida por los presidentes, estuvo destinada al debate respecto al porte de armas.

El presidente Obama defendió la aplicación de la segunda enmienda de Estados Unidos que permite el porte de armas a los ciudadanos estadounidenses, y reafirmó el compromiso para detener el flujo de armas a México.

El presidente Calderón, agradeció al gobierno del presidente Obama por dicho compromiso. También el mandatario mexicano destacó al 2010 como “el año con mayores logros en la captura de líderes criminales” y en particular señaló que ambas naciones asumen la “corresponsabilidad” en la lucha contra la crminalidad.

XS
SM
MD
LG