Enlaces para accesibilidad

Se dispara el precio del maíz


El suministro mundial se ha visto limitado por el aumento en la demanda de alimentos y combustibles.

El suministro mundial se ha visto limitado por el aumento en la demanda de alimentos y combustibles.

Disminuyen las reservas del grano en EE.UU. debido a su creciente uso en la elaboración de etanol.

El precio del maíz en la Bolsa Mercantil de Chicago trepó por las nubes a su valor más alto desde hace casi tres años después de que EE.UU. recortó su estimación de existencias del grano en más del nueve por ciento.

Su precio del cereal se ha duplicado en los últimos seis meses al pasar de 3,50 dólares a casi 7 dólares el bushel.

Desde hacía más de 15 años las reservas de maíz no caían a un nivel tan bajo en el país, y el Departamento de Agricultura informó que las existencias disminuirán este año en la medida en que la cantidad de maíz que se usa para fabricar combustible supera las expectativas.

Si los cálculos del Departamento de Agricultura son acertados, el uso de maíz para elaborar etanol alcanzaría este año una cantidad comercial récord.

El anuncio podría echar más leña al fuego de los debates sobre el empleo de las cosechas del grano para la producción de combustible ante el alza en el precio de los alimentos y las presiones de los importadores por aumentar sus reservas.

Durante meses el suministro mundial del grano se ha visto limitado además por una combinación de sequías e inundaciones, y un aumento en la demanda de alimentos y combustibles.

Según el secretario de Agricultura de EE.UU., Tom Vilsack, el país dispondrá de "suficiente maíz para los alimentos, la fabricación de combustible y las oportunidades de exportación".

Algunos economistas han dicho que las existencias del grano se mantendrán ajustadas hasta el 2012 y que obviamente se va a necesitar de “un área de siembra de maíz mucho mayor" debido a la fuerte demanda.

El consumo mundial de maíz alcanzaría 836 millones 900 mil toneladas, por encima de las 815 millones del año pasado.

Antes de la venidera cosecha, los inventarios globales del cereal sumarían 122 millones 500 mil toneladas, por debajo de los 127 millones estimados en enero y de los 145 millones calculados el año pasado.

.

XS
SM
MD
LG