Enlaces para accesibilidad

Inocente pasa 30 años en la cárcel


Cornelius Dupree, al centro, alza los puños en señal de victoria al recibir la noticia de que se le reconocía su inocencia.

Cornelius Dupree, al centro, alza los puños en señal de victoria al recibir la noticia de que se le reconocía su inocencia.

Una prueba de ADN confirma que fue injustamente condenado a 75 años de prisión en Texas por una violación y robo que no cometió.

Un hombre que paso 30 años en prisión en Texas tras ser hallado culpable de violación y robo fue declarado inocente al ser revisado su caso mediante pruebas de ADN.

Cornelius Dupree hijo, de 51 años, quien siempre se negó a admitir su culpabilidad y por eso recibió una sentencia a 75 años de cárcel y no una pena menor, dijo al salir de prisión que “cualquiera que sea la verdad de uno hay que sostenerla”.

Dupree, es el recluso que más tiempo ha pasado en una cárcel en Texas por un delito que no cometió, la violación y robo de una mujer de 26 años en Dallas en 1979. Las cortes rechazaron tres veces sus apelaciones.

Según el centro jurídico denominado Innocense Project, sólo otros dos presos, uno en Florida y otro en Tennessee, estuvieron más años en prisión en EE.UU. y quedaron libres luego de las evidencias aportadas por exámenes de ADN.

Dupree fue puesto en libertad en julio pasado bajo vigilancia y estuvo en arresto domiciliario hasta octubre después que una prueba de ADN reveló su inocencia del cargo de agresión sexual.

La audiencia de exoneración demoró hasta ahora porque las autoridades repitieron el examen genético a fin de estar completamente seguras.

Al día siguiente de ser liberado, el hombre se casó con su prometida, Selma, a quien conoció hace dos décadas cuando todavía estaba en la cárcel.

De acuerdo con las leyes de Texas, Dupree tiene derecho a una compensación monetaria de 80 mil dólares por cada año que estuvo preso, más otra cantidad de dinero anual de por vida. En total podría recibir casi dos millones y medio de dólares.

Desde 2011, las autoridades de Texas han puesto en libertad a 41 convictos en virtud de pruebas de ADN, más que ningún otro estado en el país.

XS
SM
MD
LG