Enlaces para accesibilidad

Congreso debate el tema musulmán


Manifestantes apoyan en Nueva York a la comunidad musulmana estadounidense.

Manifestantes apoyan en Nueva York a la comunidad musulmana estadounidense.

Según el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, los musulmanes se han radicalizado peligrosamente en EE.UU.

El Congreso de EE.UU. investigará si es real la radicalización de la comunidad de musulmanes en el país, según alega el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, el legislador republicano Peter King.

El congresista convocó a audiencias que comienzan el jueves 10 de marzo y que considera “absolutamente esenciales” para hacer frente a los planes de la red Al Qaeda, que según dijo trata abiertamente de reclutar a estadounidenses y musulmanes dentro de EE.UU. para cometer atentados terroristas.

“Al Qaeda está cambiando sus tácticas porque se han dado cuenta de que es muy difícil atacar desde el extranjero y están reclutando (terroristas) desde adentro (de EE.UU.)”, dijo.

King fundamenta sus temores en que el Fiscal General, Eric Holder, dijo que se ha arrestado a unos 50 terroristas estadounidenses, y que la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, señaló que la amenaza nunca ha sido mayor.

La investigación legislativa ha despertado temores de que se repitan escenas similares a las de la “cacería de brujas” anticomunista desatada en EE.UU. durante la década de 1950 por el senador Joseph McCarthy.

El congresista King ha puesto en tela de juicio la cooperación de los musulmanes estadounidenses con las autoridades en cuanto a las denuncias de actividades sospechosas, y culpa a las mezquitas de sentar las bases para la radicalización de esos grupos.

Creyentes islámicos y defensores de derechos civiles han condenado las afirmaciones de King y sostienen que de esa manera lo que se consigue es que los musulmanes sean injustamente señalados.

El domingo pasado el viceconsejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Denis McDonough, reafirmó la posición del gobierno al decirles a los líderes musulmanes de EE.UU. que ellos “no son parte del problema sino de la solución” en la lucha contra el terrorismo.

Algunos de esos líderes han destacado que confiar en la comunidad musulmana es esencial para frustrar atentados terroristas, y que las audiencias organizadas por el congresista King puede poner en peligro esa confianza así como alimentar el punto de vista de que EE.UU es un país antiislámico.

“Puede ser más dañino aún en momentos en que existe tanta preocupación con la intolerancia”, dijo Sayid Syeed, director nacional de la Sociedad Islámica de Norteamérica.

XS
SM
MD
LG