Enlaces para accesibilidad

Reforma migratoria: Presión a republicanos

  • Voz de América - Redacción

Activistas y organizaciones señalan que no pueden bajar la guardia y la presión debe continuar hasta lograr que se apruebe una reforma migratoria.

Activistas y organizaciones señalan que no pueden bajar la guardia y la presión debe continuar hasta lograr que se apruebe una reforma migratoria.

Grupos proinmigrantes convocan a una "Marcha por la Ciudadanía" para este 10 de julio y dar la bienvenida a los legisladores en el Congreso cuando regresen a retomar las negociaciones por una reforma migratoria.

Activistas y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes se preparan para retomar la lucha y el trabajo de abogacía por alcanzar una reforma migratoria.

Para ello convocan a una marcha este 10 de julio y piden a todos los inmigrantes que inunden con llamadas y correos electrónicos a favor de la reforma a los legisladores en el Congreso, en especial a los republicanos.

La manifestación convocada por organizaciones como Casa en Acción, los sindicatos SEIU, LIUNA, AFL-CIO, Alianza por la Ciudadanía, entre otras será a partir de las 2:30 pm. afuera de las oficinas del partido republicano, localizadas en la intersección de la calle 1 y la avenida Independence, SE, en Washington.

"La Marcha por la Ciudadanía" busca recordar a los republicanos que un gran grupo de estadounidenses apoyan una reforma migratoria con camino a la ciudadanía y hacer que la ley avance en el Congreso es necesario para que el partido republicano "sobreviva", argumentan los organizadores.

Como han reiterado los senadores estadounidenses se ha ganado una batalla al aprobar un proyecto de ley en el Senado, pero todavía “queda mucho trabajo por hacer” para lograr convencer a la mayoría republicana de la Cámara de Representantes.

Justo antes de irse al receso por 4 de julio, el líder republicano de la Cámara de Representantes John Boehner dijo que no considerará la versión aprobada en el Senado y que solo sometería a votación una propuesta si ésta tiene el respaldo de la mayoría de su bancada.

El futuro de la reforma migratoria en estos momentos está incierto porque a partir del próximo 10 de julio las presiones van a venir desde todos los flancos hacia un mismo objetivo: los republicanos de la Cámara de Representantes.

Según miembros claves de la Cámara de Representantes, un proyecto de ley tiene que incluir medidas más estrictas en cuanto a la seguridad fronteriza y más requisitos para poder alcanzar la ciudadanía, aspectos hasta el momento poco negociables para los demócratas.
XS
SM
MD
LG