Enlaces para accesibilidad

Trump insta a "no olvidar" el Holocausto

  • Voz de América - Redacción

El presidente Donald Trump visitará el martes el Museo del Holocausto, como parte de los eventos de la Semana de la Recordación.

El presidente Donald Trump firmó el lunes una declaración sobre la Recordación del Holocausto en la que dice "nunca debemos olvidar" la aniquilación de seis millones de judíos por la Alemania Nazi.

La proclamación marca el inicio de una Semana de Recordación en honor de las víctimas del Holocausto, y estuvo acompañada de un mensaje en video que Trump envió el domingo al Congreso Mundial Judío reunido en Nueva York.

En la proclama, Trump pide al pueblo estadounidense "hacer lecturas, oraciones y conmemoraciones apropiadas y honrar la memoria de las víctimas del Holocausto y de la persecución nazi, internalizando las lecciones de esta atrocidad para que nunca vuelva a repetirse".

El presidente Trump planea visitar el martes el Museo del Holocausto en Washington, como parte de las conmemoraciones.

Proyecto bibliotecario en Nueva York

En Nueva York, la Biblioteca Presidencial y museo Franklin D. Roosevelt anunció un proyecto para encontrar en sus vastos archivos, documentos "únicos pero dispersos" relativos al Holocausto y otros materiales relacionados.

La Biblioteca está ubicada en Hyde Park, y la iniciativa se llama Henry Morgenthau, Jr. Holocaust Collections: A Curatorial Project. Morgenthau fue el Secretario del Tesoro de Roosevelt y un líder de la creación de la Junta de Refugiados de Guerra durante la Segunda Guerra Mundial.

Protesta contra sospechoso criminal nazi

Decenas de manifestantes se reunieron en Nueva York frente a la vivienda de un presunto guardia de un campo criminal nazi pidiendo al gobierno estadounidense que extradite a Jakiw Palij.

La protesta fue organizada por la secundaria Rambam Mesivta y su director Zev Friedman, quien dijo que la acción buscaba "enseñar a la nueva generación la importancia de recordar y por eso se realizó en el Día de Recordación del Holocausto".

"Es una obligación de todos recordar la tragedia que ocurrió en pasado para que la historia no se repita. Específicamente protestamos afuera de la casa de este asesino nazi que mató a 6.000 personas durante la Segunda Guerra Mundial para dejarle saber que no olvidamos y para enviar al mundo el mensaje de que él no debe vivir en Estados Unidos", dijo Friedman.

En 2004, un juez ordenó la deportación de Palij, declarándolo culpable de haber sido guardia en un campo nazi de prisioneros llamado Trawniki, en Polonia, donde 6.000 reos judíos fueron asesinados en 1943, como parte de la llamada "Festival de la Cosecha".

Palij no ha podido ser extraditado porque ningún país lo acepta.

Según los organizadores de la protesta, el exguardia nazi llegó a Estados Unidos en 1949 declarando que había sido un agricultor durante la guerra.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG