Enlaces para accesibilidad

Crisis y deuda enemigos de hispanos

  • Voz de América - Redacción

La construcción concentra al mayor número de trabajores hispanos, pero la crisis y ahora el tema de la deuda nacional, amenaza con dejar sin empleo a miles de hispanos.

La construcción concentra al mayor número de trabajores hispanos, pero la crisis y ahora el tema de la deuda nacional, amenaza con dejar sin empleo a miles de hispanos.

Los hispanos fueron los más afectados con la crisis económica en EE.UU. y ahora podrían de nuevo sufrir las consecuencias de la déuda nacional.

La brecha de la riqueza entre blancos no hispanos y los miembros de minorías raciales en Estados Unidos se amplió a su mayor nivel en 25 años como consecuencia de la reciente crisis económica.

Un estudio difundido por el Pew Research Center en base a estadísticas de la oficina del censo muestra que la crisis hizo los peores estragos en los hogares hispanos, donde el promedio de bienestar cayó dos terceras partes entre 2005 y 2009.

La riqueza, definida como la diferencia entre los activos que se poseen y el monto de lo que se debe, fue en 2009 como promedio en los hogares blancos de $113 mil dólares.

Sin embargo, entre los hispanos la riqueza promedio se redujo a sólo $6,325 dólares y entre los negros a casi $5,700 dólares.

De acuerdo con el estudio, el mayor impacto de la recesión entre las minorías se debió a que estas invierten su riqueza en comprar viviendas, mientras que las familias blancas no hispanas la invierten en la bolsa de valores.

Aunque tanto el mercado inmobiliario como las acciones sufrieron considerablemente entre 2005 y 2009, el mercado bursátil se ha recuperado con mayor rapidez, mientras que el valor de las casas sigue deprimido.

El estudio señala además que una parte desproporcionada de los hogares hispanos se hallan en los estados de California, Florida, Nevada y Arizona, que es donde el declive del mercado de bienes raíces ha sido peor.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en el congreso de La Raza, la organización que protege los derechos de los hispanos más grande del país, que está consciente que este grupo minoritario ha sido el más afectado con la recesión y podría volver a sufrir un nuevo impacto económico si el techo de la deuda del país no es aumentado.

Obama dijo que los hispanos son el sector más frágil ya que muchos de ellos trabajaban en rubros afectados directamente por la recesión, como la construcción, pero aseguró que su plan incluye nuevos puestos de trabajo para los hispanos.

“Los hispanos que perdieron sus trabajos, muchos de ellos en construcción, quiero ponerlos a ellos de nuevo a trabajar construyendo nuestras escuelas, calles, aeropuertos”, dijo el mandatario estadounidense.

Según el economista independiente Carlos de la Rúa, con la posibilidad de que Estados Unidos no logre ponerse de acuerdo para aumentar el techo de la deuda antes del 2 de agosto, fecha límite antes de caer en mora, "también está la posibilidad de que muchos hispanos dejen de ingresar la misma cantidad de dinero a sus hogares".

"Todos hablan que el impago de Estados Unidos a su deuda cambiará el estatus crediticio del país, que afectará la economía mundia, cifras macroeconómicas, pero no se habla de que el efecto también llegará al trabajador común, en su mayoría hispanos con trabajos que no requieren de un título, que verán reducidas sus horas de trabajo, perderán proyectos e incluso su empleo como consecuencia de los recortes a distintas agencias federales y programas a sociales", explicó De la Rúa, a la Voz de América.

XS
SM
MD
LG