Enlaces para accesibilidad

“No me voy sin una reforma”

  • Voz de América - Redacción

El congresista demócrata Luis Gutiérrez en entrevista con la Voz de América habló sobre sus memorias y las razones por las cuales está decidido a trabajar y luchar por los inmigrantes.

El congresista demócrata Luis Gutiérrez no encontró mejor momento para presentar sus memorias que en un contexto donde los problemas que enfrenta la comunidad inmigrante e indocumentada están a flor de piel y el debate por la reforma inmigratoria ha acaparado el interés nacional en Estados Unidos.

Líder por la reforma

Considerado uno de los políticos más apasionados en luchar por una reforma inmigratoria, Gutiérrez asegura que "no se irá del Congreso hasta que se apruebe una reforma" porque está consciente de lo que sufren las millones de familias que viven con el temor de ser deportados.

Sobre este punto su libro recopila historias que van más allá de las reuniones y debates en el Congreso, así como también sus tensas conversaciones con el presidente Barack Obama, a quien ha apoyado en cada de una de sus campañas, pero a quien le pide directamente que la reforma de inmigración es una promesa que debe cumplir.

"Yo lo apoyé en el 2008 y en el 2012 y no le pedí nada a cambio. Ni pedí ser embajador ni miembro de su gabinete, solo hablamos de un compromiso para parar las deportaciones y aprobar una reforma migratoria", expresó Gutiérrez.

"Mi trabajo aquí no es buscar amistad con el presidente para acompañarlo a viajes o tener un buen asiento en una cena de gala porque yo tengo un mejor asiento. Yo puedo ir a cualquier restaurante o subir a cualquier autobús y tengo el honor de ser bien recibido. Y, si caminas al lado escucharás que todo el mundo me dice sigue Luis, continúa peleando y eso es lo que haré", afirmó el congresista.

Así lo reconoció el congresista demócrata Luis Gutiérrez durante una entrevista con la Voz de América donde no solo presentó su libro titulado: “Still dreaming: My Journey from the Barrio to Congress” (“Sigo soñando: Mi viaje del barrio al Congreso) sino también compartió su historia que lo define como una persona que tuvo que trabajar y luchar muy duro para alcanzar sus sueños tal y como lo hacen los más de 11 millones de indocumentados.

“Quería mostrar la trayectoria de mis padres cuando llegaron de Puerto Rico a Chicago, una ciudad en esa época marcada por la segregación. Mis padres llegaron sin conocer el idioma, sin abrigo, lo enfrentaron y fueron exitosos, y su hijo llegó al Congreso", cuenta el congresista Gutiérrez.

"En aquellos tiempos los reportes de la prensa era que los inmigrantes traían enfermedades, crimen… que eran vagos. Esa descripción se parece a los comentarios xenofóbicos de hoy en día”, agregó Gutiérrez, quien en su larga trayectoria política se ha identificado con el dolor de los inmigrantes y se ha convertido en el abanderado de una reforma inmigratoria.

Pero Luis Gutiérrez no llegó al Congreso de la noche a la mañana, al igual que muchos indocumentados tuvo que hacer mil y un oficios para alcanzar sus metas desempeñando labores desde exterminador hasta taxista.

Con grandes sacrificios se graduó de la universidad de Illinois, se casó y decidió ingresar al mundo de la política gracias al primer alcalde afroestadounidense de Chicago, quien le dio la oportunidad de trabajar para su gobierno y a quien Gutiérrez considera su mentor "es mi todo, vio algo en mí y con él aprendí".

El camino, cuenta Gutiérrez, no fue fácil, pero "entendí que todo tiene su momento".

La entrevista completa al congresista Gutiérrez la podrá ver en el programa Foro Interamericano, este viernes a las 8:30 am. por la web.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG