Enlaces para accesibilidad

La economía aún late con debilidad


En vez de una baja, analistas de Wall Street habían augurado un aumento del desempleo.

En vez de una baja, analistas de Wall Street habían augurado un aumento del desempleo.

Los pedidos de beneficio por desempleo dismininuyeron por segunda semana consecutiva en EE.UU., en lo que según algunos expertos es una señal de que aunque lo hace de manera muy lenta la economía podría estar recuperándose.

Analistas en Wall Street habían augurado un aumento, pero según el Departamento de Trabajo, las solicitudes de subsidio por desempleo cayeron en 21 mil para terminar en 434 mil al cierre de la semana que concluyó el 23 de octubre, el nivel más bajo en tres meses.

No obstante, varios economistas advirtieron que habrá que esperar a que esta tendencia se mantenga durante varias semanas más antes de poder concluir que el mercado laboral retoma el buen rumbo.

A la buena noticia de que el desempleo podría haber comenzado a ceder, se sumaron los reportes de aumentos en las ganancias de dos de las principales firmas autmomotrices del mundo, la surcoreana Hyundai y la alemana Daimler, durante el trimestre julio-septiembre.

Lo significativo es que las ganancias de la Hyundai y del fabricante de autos de lujo Mercedes Benz cobraron impulso principalmente por sus fuertes ventas no sólo en China sino también en Estados Unidos.

Con todo, una reciente encuesta hecha por la agencia de noticias AP entre prominentes economistas, concluyó que la mejoría del mercado laboral y de la economía estadounindenses será apenas ligera el año próximo.

De acuerdo con ellos, los consumidores y empleadores se mantendrán cautelosos, las familias seguirán ahorrando y la inflación estará a raya, pero el desempleo si acaso bajará un poco, del 9,6 por ciento que actualmente promedia en al nación al 9 por ciento a fines de 2011.

De cualquier forma, los economistas entrevistados por AP descartaron la posibilidad de una segunda recesión y creen que es remoto el riesgo de deflación, o sea, de una baja prolongada en precios y salarios que podría desalentar los gastos de consumo.

XS
SM
MD
LG