Enlaces para accesibilidad

El 9/11 y los cambios en el manejo de la diplomacia de EE.UU.


Lydia Barraza es portavoz en español del Departamento de Estado de EE.UU. y afirma que el 9/11 significó uno de los momentos de cambio más importantes en el manejo de la diplomacia estadounidense.

Estados Unidos cambio su forma de ver el mundo luego de los ataques del 9/11 y en materia de política exterior los efectos alcanzaron a su seguridad y a sus diplomáticos.

Ese es el tema que planteamos en análisis en esta entrevista de la Voz de América con Lydia Barraza, portavoz en español del Departamento de Estado, y en la que destacamos la forma en la que hoy se hace la diplomacia pública.

“Los ataques del 11 de septiembre de 2001 nos mostraron por primera vez el impacto de un ataque de gran magnitud en nuestro propio suelo y fue la primera vez en la que entendimos a los pueblos que viven en constante temor por el terrorismo”, dice Barraza.

Lydia Barraza, portavoz en español del Departamento de Estado

Lydia Barraza, portavoz en español del Departamento de Estado

“Vivimos momento de mucho temor pero nos unimos como pueblo y nos levantamos con orgullo de tener un espíritu común para enfrentar la adversidad”, remarca la portavoz.

La portavoz Barraza explica que entre esos cambios está la forma en la que se preparan los diplomáticos estadounidenses.

“Yo soy de la generación que recibió el entrenamiento posterior a los ataques, y está orientado a prepararnos para sobrevivir, para reconocer amenazas pero también para acercarnos a las comunidades y compartir más con ellos”, afirma la funcionaria.

“Yo personalmente estuve en el servicio diplomático en Nigeria, India y Pakistán. Son naciones golpeadas permanentemente por el terrorismo pero mi preparación me dio la oportunidad de entender mejor a esos pueblos y de acercarme para hablarles desde el punto de vista de la propia experiencia”, dice Barraza.

Sin embargo, la funcionaria del Departamento de Estado también remarca que el 9/11/2001 no es el único evento que los marcó para siempre.

“Un 11 de septiembre de 2012 sufrimos el ataque en el Consulado de Benghazi donde murieron el embajador Stevens y otros estadounidenses y ese también fue otro momento para un cambio fundamental para nosotros”, afirma Barraza.

Y el cambio más profundo es la forma en la que se maneja la seguridad en las embajadas, los consulados y los intereses estadounidenses en el mundo.

“El Departamento de Estado y el gobierno de Estados Unidos manejan con muchísima seriedad este hecho y nos prepara para sobrevivir y para ser extremadamente precavidos mirando cuidadosamente a nuestro alrededor y estar siempre preparados”, afirma la funcionaria.

Al compartir sus recuerdos de ese 11 de septiembre, Barraza afirma que fue un momento en el que sintió la gran solidaridad que el ser humano puede expresar.

“Vivía en Ecuador con mi familia y en ese momento estaba en una clase de español junto a jóvenes de varias nacionalidades, prendimos el televisor y vimos el horror del ataque. Sentí el sufrimiento, el miedo y el dolor de todos los estadounidenses y lo compartí con mis compañeros”.

“No solo fue la solidaridad de los ecuatorianos sino de todos los pueblos del mundo la que nos alcanzó y es algo que llevo por siempre en mi memoria”, recuerda Barraza.

XS
SM
MD
LG