Enlaces para accesibilidad

Disidente cubano: "En Cuba no ha cambiado nada"


Estados Unidos ha impulsado todos los medios posibles para mostrar al pueblo cubano que la apertura es posible

Estados Unidos ha impulsado todos los medios posibles para mostrar al pueblo cubano que la apertura es posible

El líder opositor cubano Oscar Elías Biscet conisdera que la visita del presidente Barack Obama a Cuba fue un error estratégico polítco

La reanudación de relaciones entre Estados Unidos y Cuba no es un camino hacia la libertad y la democracia que buscan los ciudadanos de la isla caribeña, afirma un líder opositor ubano.

El médico Oscar Elías Biscet, quien estuvo encarcelado por 12 años por su disidencia con el gobierno de Fidel y Raúl Castro, visitó el Congreso estadounidense y en entrevista con la Voz de América destacó su posición de permanente denuncia por la violación de los derechos humanos.

“La visita del presidente Obama a Cuba no cambió en nada la situación de los cubanos respecto a la democracia y la libertad, fue un error estratégico político porque ha puesto en una situación de fragilidad la libertad por la que hemos luchado tantos años y frena nuestras metas”, afirmo el disidente cubano.

Oscar Elías Biscet, líder opositor cubano

Oscar Elías Biscet, líder opositor cubano

“El presidente Obama permite, con su nueva política hacia Cuba, que la dictadura evolcione, le dá credibilidad y sustenta ese poder con el ingreso de recursos financieros de un gobierno democrático como el de Estados Unidos”, remarco Biscet.

El disidente que recibió, por primera vez, un permiso del gobierno de Cuba para viajar al exterior, expresó su sentimiento al visitar territorio estadounidense.

“Estoy felíz de estar en tierra de libertad pero al mismo tiempo estoy triste porque es esta la libertad de la que el pueblo cubano no puede gozar”, remarcó Biscet.

El dirigente opositor cubano se reunió en el Capitolio con legisladores republicanos, entre ellos, Mario Díaz Balar, Carlos Curbelo e Ileana Ros-Lehtinen.

Al mismo tiempo. Biscet especificó que este permiso de viaje no debe interpretarse como una señal de apertura del gobierno de Raúl Castro hacia la disidencia.

“Si me dejaron viajar es porque tienen intereses específicos y mucho me temo que al volver sufriré nuevamente represalias debido a que mis denuncias aquí han sido claras y las he hecho a políticos y defensores de los derechos humanos que tienen mucha influencia en Estados Unidos y en el mundo”, concluyó Biscet.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG