Enlaces para accesibilidad

Cruz Roja pide resolver crisis en Guantánamo

  • Voz de América - Redacción

Un gran número de los detenidos en Guantánamo son islámicos.

Un gran número de los detenidos en Guantánamo son islámicos.

Reclusos en huelga de hambre han perdido tanto peso que están atados y forzados a consumir nutrientes líquidos, pero organización reitera que ellos son libres de elegir su destino.

La Cruz Roja reiteró una vez más que se opone a que EE.UU. alimente de forma forzada a los reclusos en Guantánamo, quienes se encuentran en huelga de hambre desde hace unos dos meses y pidió al presidente Barack Obama que solucione cuanto antes la situación que se vive en la polémica cárcel.

“La cuestión de Guantánamo está políticamente bloqueada en este país", dijo el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC, por sus siglas en inglés), Peter Maurer, después de reunirse con el presidente Obama en Washington y pidió la administración que pongan "todas sus energías" en alcanzar un compromiso sobre la prisión.

Guantánamo abrió sus puertas durante la administración del presidente George W. Bush para albergar a aquellos extranjeros sospechosos de terrorismo y que representaban una amenaza para Estados Unidos. Pero el gran problema es que muchos están detenidos por más de una década sin juicio o acusación formal.

El presidente Barack Obama prometió que cerraría la cárcel en su primer periodo, pero no lo ha conseguido hasta la fecha.

Según militares estadounidenses, 43 de los 166 reos han rechazado la comida, mientras que abogados defensores estiman que se han sumado entre 100 y 130 reclusos. Once de ellos han perdido tanto peso que según informes han tenido que ser atados y forzados a ingerir nutrientes líquidos a través de sondas.

La Cruz Roja coincide con un grupo de médicos internacionales que están siguiendo el caso de los reclusos en huelga de hambre en que los reos no deben ser obligados a alimentarse y que tienen derecho a elegir su destino.

Según los registros militares solo nueve prisioneros han sido acusados o condenados de delitos y los retrasos en los otros casos se debe a que el Congreso le preocupa la inestabilidad que esto pueda generar y el maltrato que estos reclusos puedan recibir en sus países.

Además se suma que al momento de repatriar a los reclusos muchos países no los quieren recibir al haber sido rechazados por EE.UU.
XS
SM
MD
LG