Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: creer en el fin del mundo

  • Jerome Socolovsky

Muchos estadounidenses que creen que “el fin de los tiempos” puede llegar en cualquier momento.

Muchos estadounidenses que creen que “el fin de los tiempos” puede llegar en cualquier momento.

Expertos dicen que la incertidumbre económica en EE.UU. puede haber alimentado el sentimiento apocalíptico entre muchos creyentes.

Un caballero de pelo blanco sale del Museo Nacional del Aire y Espacio en Washington. Con su colección de aviones, telescopios y cohetes, el museo es un templo del triunfo de la ciencia.

Billy Johnson dice que todo eso está muy bien, pero pone la religión por encima de la ciencia. El caballero de Misisipi, estado que recientemente se ha visto afectado por inundaciones y tornados, cree en lo que la Biblia llama “el fin de los tiempos” y que puede comenzar en cualquier momento.

Cuando llegue el Apocalipsis, los que creen en Dios irán al cielo para estar con Cristo, dice Johnson, una creencia compartida por una quinta parte de los cristianos estadounidenses, según expertos.

Mucha gente se ha burlado de los seguidores del predicador radial Harold Camping, quien predijo erróneamente que el Apocalipsis llegaría el 21 de mayo.

Johnson no es un seguidor de Camping, pero es uno de los muchos estadounidenses que creen que “el fin de los tiempos” puede llegar en cualquier momento. Y los expertos dicen que tales creencias se alimentan en momentos de desastres naturales e inseguridad económica como la que se vive ahora.

Historiadores dicen que siempre existieron personas que creen que se acerca el fin de los tiempos. Pero las encuestas evidencian que el sentimiento apocalíptico es fuerte en Estados Unidos hoy en día.

Según una encuesta hecha en marzo por el Instituto Público de Investigación de Religión (Public Religion Research Institute en inglés), un 44 por ciento de los encuestados dice que los graves desastres naturales que ocurrieron actualmente son una prueba de que el final de los tiempos está comenzando ahora.

Richard Fenn, profesor de cristiandad en el Seminario Teológico de Princeton, dice que tales creencias están vinculadas a la inseguridad que sienten las clases económicas medias y bajas de Estados Unidos, y la sensación de que hubo un fracaso institucional.

“Las escuelas no educan, los hospitales no curan, las compañías de seguro no aseguran, las pensiones no se materializan y los bancos no prestan dinero”. Y eso, dice, contribuye a “todo este sentimiento de que algo está fuera de control, fundamentalmente algo no anda bien”.

Y hay algo más en juego, asegura.

“Creo que se debe tener en cuenta que Estados Unidos tiene una red de seguridad mucho más delgada, mucho más débil, con más agujeros que en las naciones industrializadas, como por ejemplo en la Europa occidental”, dice, sugiriendo que la perspectiva de perder el trabajo o sufrir una crisis de salud sin el apoyo necesario puede intensificar los temores existenciales.

Fenn escribió un libro llamado “Sueños de Gloria” en el que culpa, en parte, al terrorismo mundial del pensamiento apocalíptico en las religiones monoteístas. Acusa a los fundamentalistas cristianos de tener una visión maniquea del mundo.

“Hay una creencia en la derecha cristiana de que en definidas cuentas sólo hay dos clases de personas. Y la otra clase –sea quien sea- homosexuales, ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles), los musulmanes, las feministas, son los que se van para abajo”, dice.

Pero otra escuela de pensamiento considera que las creencias apocalípticas tienen un efecto más benévolo y ayudan a las personas a hacer frente a sus problemas inmediatos.

“La gente tiene pánico financiero, agitación política, incertidumbres en sus vidas personales, y puedes usar una palabra negativa en este caso pero creo que es una suerte de teología del escapismo”, dice Doug Weaver, profesor de religión en la Universidad de Baylor en Waco, Texas. “Puedes escapar de todos los problemas del pasado porque Jesús volverá y te sacará de eso”.

Y sostiene que esta creencia incluso puede fomentar buenos comportamientos morales. Muchos creyentes dicen que la posibilidad de que llegue el “final de los tiempos” hace que se centren en lo que realmente importa. Los creyentes dicen que intentan vivir el día a día de la forma más virtuosa posible, con la esperanza de que cuando llegue el final, estarán entre los salvados.

XS
SM
MD
LG