Enlaces para accesibilidad

Ros-Lehtinen: política de mano dura


La congresista propondrá recortes a la ayuda exterior y exigirá “verdaderas reformas” a Naciones Unidas.

La congresista propondrá recortes a la ayuda exterior y exigirá “verdaderas reformas” a Naciones Unidas.

La legisladora hispana por Florida será la próxima presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

La próxima presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU, Ileana Ros-Lehtinen, dijo que defenderá una política de mano dura con los regímenes irresponsables y las tiranías.

La congresista cubanoamericana por Florida, designada por los republicanos para encabezar el Comité a partir de enero próximo durante la 112 Legislatura, señaló estar comprometida a hacer todo lo que esté a su alcance para aislar a los enemigos de EE.UU., y fortalecer a los aliados. “Y no pediré disculpas por hacerlo”, dijo.

En un comunicado difundido tras su nombramiento, indicó que apoya “fuertes sanciones y penalidades contra aquellos que ayudan a extremistas violentos, brutalizan a sus pueblos, y una y otra vez han rechazado múltiples llamados para actuar como naciones responsables”.

A tono con sus declaraciones podría esperarse un endurecimiento de las posiciones políticas que debata la Cámara de Representantes respecto a países como Cuba, Venezuela, Nicaragua, Irán y Corea del Norte.

Ros-Lehtinen dijo que trabajará para restaurar la disciplina económica en las relaciones exteriores de EE.UU y para reformar programas y organizaciones fallidas.

En ese sentido apuntó que ha identificado y propondrá recortes a los presupuestos del Departamento de Estado y a programas de asistencia a países extranjeros.

“Nuestro enfoque en la ayuda al exterior debe cambiarse de fallidas estrategias basadas en una política de la Segunda Guerra Mundial, y dirigirlas a una estrategia que refleje las realidades y retos de hoy”, dijo.

La legisladora especificó que espera usar las contribuciones millonarias que hace EE.UU a organizaciones internacionales para demandarles “verdaderas reformas”, y mencionó por su nombre a Naciones Unidas.

“No voy a titubear –pùntualizó—en solicitar suspender fondos estadounidenses a entidades desacreditadas como el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, si no mejoran”.

XS
SM
MD
LG