Enlaces para accesibilidad

EE.UU. condena muerte de ciudadano en Israel

  • Voz de América - Redacción

Socorristas y policías israelíes rodean el cuerpo de un palestino que presuntamente atacó a dos policías en Jerusalén este viernes.

Socorristas y policías israelíes rodean el cuerpo de un palestino que presuntamente atacó a dos policías en Jerusalén este viernes.

El Departamento de Estado deplora la muerte de Tuvya Weisman, y exhorta a las partes en el conflicto israelí-palestino a tomar urgentes medidas para poner fin a la violencia.

Estados Unidos condenó "en los términos más enérgicos posibles" el ataque del jueves en un supermercado de Cisjordania en el que perdió la vida el ciudadano estadounidense Tuvya Weisman.

"No hay justificación para el terrorismo" dice un comunicado del vocero del Departamento de Estado, Mark Toner, este viernes. "Este horrible incidente nuevamente subraya la necesidad de que todas las partes rechacen la violencia y urgentemente tomen medidas para restaurar la calma, reducir las tensiones y poner fin de inmediato a la violencia", dice el documento.

El comunicado también expresa profundas condolencias para la familia y amigos de Weisman, y aclara que por "consideraciones de seguridad" no se hacen más comentarios".

Weisman, de 21 años, fue sepultado este viernes en Jerusalén. Le sobreviven su esposa y su hija de 4 meses. El joven era un soldado de la brigada de infantería Nachal, que no estaba de servicio cuando fue atacado junto con un hombre de 35 años, que resultó herido.

También este viernes, dos guardias fronterizos y una mujer palestina que estaba cerca de ellos resultaron heridos en un ataque con cuchillo perpetrado por un palestino en Jerusalén, y un palestino murió de un disparo cuando trató de lanzara su auto contra soldados israelíes en Cisjordania, cerca de Ramallah.

La mujer palestina, residente en Jerusalén fue levemente herida en la pierna por fragmentos de bala de los disparos que hicieron los soldados israelíes contra su atacante.

Los sospechosos del ataque a Weisman son dos jóvenes palestinos de 14 y 15 años, residentes de Cisjordania, dijo la policía israelí, quienes habían estado unos 20 minutos en el supermercado antes de perpetrar el ataque. Un civil israelí les disparó y uno de ellos murió y el otro resultó herido, indica el diario Times de Israel.

El supermercado Rami Levy, es una cadena que suele emplear trabajadores judíos y palestinos en sus tiendas de Cisjordania, y sus clientes son tanto árabes como judíos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG