Enlaces para accesibilidad

Cien mil poderosos


Estudiantes estadounidenses aprendiendo chino.

Estudiantes estadounidenses aprendiendo chino.

El gobierno de Estados Unidos pone en práctica una iniciativa educacional que busca estrechar lazos con otros países, incluida Latinoamérica.

Durante la recién concluida Conferencia de las Américas en Washington, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, resaltó el compromiso de EE.UU. con la consolidación de la democracia en el hemisferio y los esfuerzos por sacar a millones de personas que aún viven en condiciones de pobreza en Latinoamérica.

Refiriéndose a los sólidos vínculos que unen a los estadounidenses con la región, Clinton destacó el hecho de que EE.UU. “tiene la bendición de tener una de las poblaciones de habla hispana más grandes del mundo” y que además éste sea “el grupo de más rápido crecimiento en el país”.

Como complemento de la política de compromiso con una reforma integral de inmigración que impulsa Washington, Clinton puso de relieve una iniciativa denominada “100 mil poderosos en Estados Unidos”.

La secretaria de Estado precisó que el plan está destinado a “incrementar la cantidad de estudiantes latinoamericanos estudiando en Estados Unidos, y de estadounidenses en la región".

El comité que asesora al presidente Barack Obama sobre la iniciativa está encabezado por el ex senador de Nebraska Chuck Hagel y por Richard Daley, quien durante 22 años se desempeñó como alcalde de Chicago, quien ya ha promovido programas de intercambio cultural entre EE.UU. y China que pueden ser tomados como modelo.

Gracias a sus esfuerzos, la ciudad de Chicago se ganó el mérito de ser distinguida como la ciudad más amistosa con China cuando el presidente de ese país, Hu Jintao, estuvo de visita en EE.UU. en enero pasado.

Por más de una década, clases de idioma chino han formado parte del currículo del sistema de escuelas públicas de Chicago, y como contrapartida un grupo de estudiantes del estado de Illinois se educan en esa nación del extremo oriente.

Wen Ya Lu, uno de los varios instructores de idioma con que cuenta la escuela preparatoria Walter Payton de Chicago, piensa que “es una inversión muy inteligente que los jóvenes estudiantes (estadounidenses) aprendan chino”.

El copresidente del comité de Chicago de las Ciudades Hermanas de China, William Spence, señala que el ex alcalde Daley ha sido el iniciador “del mayor programa de enseñanza del mandarín” en el sistema docente público de EE.UU. , con 42 escuelas de esa ciudad en las que más de 12 mil estudiantes aprenden ese idioma.

Según Spence, alrededor de otras 15 ciudades de EE.UU. han tomado como ejemplo lo hecho por Chicago a fin de poner a funcionar programas similares en sus escuelas públicas.

Aun así, el Departamento de Estado dice que hay 600 veces más estudiantes chinos aprendiendo inglés que estadounidenses tomando lecciones de mandarín.

También hay 10 veces más jóvenes chinos estudiando en EE.UU. que estadounidenses en China, una brecha que la iniciativa “100 mil poderosos en Estados Unidos” pretende ir cerrando.

XS
SM
MD
LG