Enlaces para accesibilidad

Manifestantes en Charlotte piden renuncia de autoridades


Miembros de la comunidad negra de Charlotte asisten a un encuentro con el Concejo Municipal de la ciudad de Carolina del Norte. Septiembre 26 de 2016.

Miembros de la comunidad negra de Charlotte asisten a un encuentro con el Concejo Municipal de la ciudad de Carolina del Norte. Septiembre 26 de 2016.

Residentes expresaron sus frustraciones por la violencia policial contra afroestadounidenses en reunión de Concejo Municipal.

Decenas de manifestantes que marcharon el lunes por el centro de Charlotte, Carolina del Norte, exigieron igualdad racial en el trato policial y demandaron las renuncias de la alcaldesa, el jefe de policía ylegisladores, tras la muerte de un hombre negro la semana pasada a manos de la policía.

Residentes y activistas, muchos de los cuales han participado en protestas todos los días desde la muerte de Keith Lamont Scott el martes pasado, hablaron en una reunión del Concejo Municipal sobre las frustraciones que les causa la discriminación racial en la ciudad de unos 792.000 residentes.

Muchos oradores culparon a las autoridades de la ciudad por asegurar que la policía trate a todo el mundo con justicia, y demandaron la renuncia de la alcaldesa Jennifer Roberts, el jefe de policía de Charlotte-Mecklenburg Kerr Putney y de los concejales de la ciudad.

“Si no pueden hacer su trabajo, busquemos alguien que pueda”, dijo Darcel Chandler, un abogado. “No podemos elegir a quien queremos que se aplique la ley”, agregó.

La muerte de Scott , un hombre negro de 43 años padre de siete hijos,en Charlotte; y de Terrence Crutcher en Oklahoma, son los más recientes casos que generan protestas por la discriminación policial en Estados Unidos, y han desatado un debate nacional sobre el tema.

Las muertes de ciudadanos a manos de la policía en ciudades como Nueva York, Baltimore, Chicago y Ferguson, Missouri, han generado más de dos años de protestas mayormente pacíficas con violentos disturbios en algunos casos y han llevado a la creación de un movimiento antiracismo llamado Las Vidas de los Negros Importan.

En Charlotte, el lunes, la alcaldesa Roberts mayormente pidió calma durante las tres horas de comentarios públicos, mientras los oradores se pasaban del tiempo establecido, los asistentes coreaban pidiendo justicia y en por lo menos un caso, una mujer dijo que la alcaldesa era familia del diablo.

Varios ciudadanos dijeron que la demora en publicar las grabaciones de video de las cámaras policiales en el incidente donde murió Scott, creó más desconfianza de la policía en la comunidad negra.

Las autoridades dicen que Scott estaba armado, aunque los videos publicados no muestran claramente que él tuviera un arma cuando le dispararon.

Luego de los comentarios públicos, la alcaldesa y varios consejales fueron reiteradamente interrumpidos cuando trataron de responder a las acusaciones.

Con información de Reuters

XS
SM
MD
LG