Enlaces para accesibilidad

Policía: estaba armado y representaba una amenaza

  • Voz de América - Redacción

La policía dio muerte a un afroestadounidense de 43 años que dice estaba armado en Charlotte. Los agentes buscaban a otra persona con orden de arresto.

Violentas protestas se desataron en Charlotte, Carolina del Norte, en la madrugada del miércoles después de que un hombre negro fuera baleado por la policía, según la cual el individuo estaba armado y representaba una amenaza.

Las autoridades emplearon gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, agentes resultaron heridos y una autovía quedó cortada al tráfico.

La agitación comenzó el martes después de que Keith Lamont Scott, un afroestadounidense de 43 años, fuese abatido por policías también negros en un complejo de apartamentos en el noreste de la ciudad.

Los disturbios continuaron hasta las primeras horas del miércoles cuando, según imágenes de televisión, docenas de desconformes que cortaban la Interestatal 85 aparentemente saquearon camiones pequeños y prendieron fuego a sus cargas sobre la vía.

El portal del Departamento de Transporte de North Carolina señala que un tramo de la autopista próximo a UNC Charlotte está cerrado en ambas direcciones por actividad policial.

Antes en la noche, un grupo mayor de manifestantes se congregó cerca del lugar de la balacera. El departamento de policía de Charlotte-Mecklenburg tuiteó que los manifestantes destrozaron coches policiales y que aproximadamente 12 policías resultaron heridos, incluyendo uno que fue alcanzado en la cara por una piedra.

Fotografías e imágenes de televisión mostraron a agentes con equipos antimotines disparando gas lacrimógeno para dispersar a la multitud.

Las protestas en Charlotte se produjeron horas después de otra concentración en Tulsa, Oklahoma, por el asesinato allí de un afroestadounidense desarmado, también a manos de la policía.

La policía de Charlotte acudió al complejo de apartamentos alrededor de las 16:00 horas del martes buscando a un sospechoso con una orden pendiente cuando vieron al hombre - que no era la persona a la que buscaban - dentro de un auto, señaló el vocero del departamento, Keith Trietley, en un comunicado.

Los agentes vieron al hombre salir del coche con una pistola y luego dar marcha atrás, apuntó Trietley. Cuando se acercaron a él, volvió a salir del automóvil con el arma. En ese momento, los policías temieron que el hombre fuese una amenaza y al menos uno de ellos le disparó, explicó. Scott fue trasladado al Carolinas Medical Center, donde fue declarado muerto.

Brentley Vinson, el agente que disparó a Scott, ha sido puesto en licencia administrativa, el proceso estándar en estos casos. Vinson llevaba dos años trabajando en el departamento.

Detectives recuperaron el arma en el lugar de la balacera y estaban interrogando a testigos, apuntó Trietley.

La policía bloqueó el acceso a la zona, que está a un kilómetro y medio (milla) del campus de la Universidad de North Carolina en Charlotte, cuando los manifestantes se congregaron allí tras el incidente.

Un video de la televisora WCCB-TV en Charlotte mostró a policías enfrentando a manifestantes ante el complejo de apartamentos ya avanzada la noche.

Algunos manifestantes coreaban "Black lives matter" ("Las vidas de los negros importan"), y "¡Manos arriba, no dispare". Una persona portaba un cartel con el lema "Dejen de matarnos".

Otras imágenes mostraron a los participantes en la protesta rodeando un vehículo policial tras romperle los vidrios. Antes, una grúa retiró otra patrulla de la zona que, según medios locales, tenía daños en la parte trasera.

Un equipo de una televisora tuvo que irse del lugar luego de que manifestantes comenzasen a apedrear su furgoneta, que estaba aparcada cerca del complejo de departamentos donde se produjo la balacera.

La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, pidió calma y tuiteó que "la comunidad merece respuestas".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG