Enlaces para accesibilidad

OMS advierte sobre fiebre amarilla en Brasil


Tais da Silva Almeida tranquiliza a su hija de cinco años, mientras una trabajadora de salud se prepara para vacunarla contra la fiebre amarilla. Brasil, Marzo 17, 2017.

Reuters

La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomendó a las personas que viajen a zonas rurales de los estados de Río de Janeiro y Sao Paulo en Brasil, se vacunen contra la fiebre amarilla.

El gobierno brasileño está trabajando para contener un brote del virus en el sureste del país.

Aunque la recomendación de la OMS no incluye a las personas que viajan a las ciudades de Río y Sao Paulo, las dos mayores áreas urbanas y capitales de los estados bajo alerta, el aviso refleja una mayor preocupación por el virus, que el Ministerio de Salud brasileño informó ha causado la muerte de al menos 137 personas desde diciembre

Los científicos desconocen por qué la fiebre amarilla ha resurgido en un país que prácticamente había erradicado la enfermedad, especialmente en las grandes ciudades. El mal, que causa dolores musculares y fiebre, puede también llevar a complicaciones como ictericia y fallas renales, que la han convertido en una de las enfermedades tropicales más mortales.

Desde que las autoridades comenzaron a observar el brote a fines del año pasado, se han confirmado 424 casos de fiebre amarilla, en comparación con apenas 15 en los dos años anteriores. Adicionalmente a los casos confirmados desde diciembre, se investigan otros 933 posibles casos.

Hasta ahora, el brote se ha limitado a las zonas rurales de los dos estados afectados, ha infectado a seres humanos, pero mayormente a monos, muchos de los cuales se han encontrado muertos en áreas silvestres.

Las autoridades están investigando para determinar si el virus podría eventualmente ser propagado por el mosquito Aedes aegypti, que transmite los virus del dengue y el Zika.

A fin de prevenir más infecciones, el estado de Río ha acelerado en las últimas semanas una campaña de vacunación en las poblaciones del norte del estado que limita con los de Minas Gerais y Espirito Santo, donde el brote comenzó.

Por el momento, en el estado de Río solo se han confirmado dos casos de la enfermedad, incluida una muerte. Pero ahora con las largas filas de personas en las 34 clínicas públicas de la capital, el servicio municipal de salud anunció que recibirá vacunas extra del federal y ampliará las vacunaciones a más de otras 200 clínicas en la ciudad.

Las autoridades de Río también están examinando los restos de cinco monos encontrados en los límites de la ciudad.

Aunque los animales fueron encontrados en octubre, los científicos están tratando de determinar si murieron de fiebre amarilla, si es así eso sugeriría que el virus ha llegado ya a la zona metropolitana de Río.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG