Enlaces para accesibilidad

Evo Morales sataniza a EE.UU.


Los lazos de Morales con el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, son vistos con recelo por EE.UU.

Los lazos de Morales con el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, son vistos con recelo por EE.UU.

El presidente boliviano la emprende contra el gobierno estadounidense al inaugurar la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, rompió nuevamente lanzas contra Estados Unidos, a cuyo gobierno acusó de haber intentado golpes de estado en Bolivia, Venezuela y Ecuador.

Al dejar inaugurada la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas en la ciudad boliviana de Santa Cruz, Morales dijo que Washingon obtuvo un triunfo en Honduras, en alusión a la salida del poder del presidente Manuel Zelaya, depuesto por los hondureños en junio del año pasado.

“El imperio norteamericano nos ganó, pero también los pueblos de América en Venezuela, en Bolivia y en Ecuador ganamos”, señaló.

Como quien habla de un partido de fútbol entre Washington y los países de la denominada Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), de la que tanto La Paz, como Caracas y Quito forman parte, el mandatario boliviano dijo que “con EE.UU. estamos 3-1” .

Las declaraciones de Morales fueron hechas en presencia del secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, quien asiste a la conferencia de Santa Cruz.

Antes de viajar a la cita, que reúne a ministros y delegados de 30 países, Gates comentó la ayuda nuclear ofrecida por el gobierno de Irán a Venezuela y Bolivia, y dijo que estos países deben ser cautelosos respecto a esa relación.

En respuesta al comentario, el presidente Morales afirmó que “nadie me va a prohibir” suscribir acuerdos con otros países, y reiteró que bajo su gobierno Bolivia tendrá alianzas con quienquiera.

Morales también atacó a dos congresistas estadounidenses que recientemente dijeron que en Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua ha habido un “declive de las libertades democráticas”, y que calificaron de “peligroso” el comportamiento de los mandatarios de esas naciones.

Mencionando por su nombre a uno de ellos, el congresista republicano Connie Mack, Morales lo llamó “un asesino confeso o un conspirador confeso” porque según dijo trató de matar o derrocar a su amigo el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Respuesta de EE.UU.

Por intermedio de su embajada en Bolivia, el gobierno de EE.UU. lamentó las declaraciones de Evo Morales y que el mandatario “haya perdido una oportunidad para hacer progresos en los asuntos claves de la Conferencia".

Un comunicado difundido por la embajada recalcó que los temas de la cita son "paz y confianza en la región", "democracia, fuerzas armadas y sociedad", y "seguridad regional y desastres naturales".

Durante toda la reunión, el secretario de Defensa de EE.UU. escuchó los ataques del presidente Morales sin hacer comentarios.

XS
SM
MD
LG